Reseña "El Pasaje"

martes, 3 de mayo de 2011

Título: El Pasaje
Autor: Justin Cronin
Editorial: Umbriel
Publicación: 2010
Páginas: 1088
Primer Capítulo
Precio: 24,50€

Una epidemia irrefrenable, desatada por un desastroso experimento militar, inunda el planeta. Los infectados por el virus ya no son seres humanos, sino eficaces e invulnerables máquinas de matar. Sólo una niña, una huérfana llamada Amy, parece compartir con los infectados muchos de sus poderes, pero no su sed de sangre. Cuando el mundo tal y como lo conocemos llega a su fin, es Amy la única que cruzará el pasaje entre un planeta moribundo y un planeta nuevo, donde tribus dispersas de humanos sobreviven como pueden en un mundo hostil que ya no les pertenece.

Reseña 

Antes de convertirse en la Chica de Ninguna Parte (La Que Entró, La Primera, Última y Única, que vivió mil años), era tan sólo una niña de Iowa llamada Amy. Amy Harper Bellafonte.

Así es como empieza nuestra historia, unas primeras líneas suculentas que te obligan a devorar las páginas una tras otra. Amy (La Chica de Ninguna Parte) es una niña de seis años que para nada nos resulta normal o corriente desde su aparición. Sabemos desde el mismísimo inicio que ella será diferente a todos los demás personajes. Castigada por una infancia horrible cuyos hechos se relatan en los primeros capítulos del libro quizás ayudan a comprender un poco mejor la personalidad de la pequeña, que en muchas situaciones parecerá mucho más adulta e incluso más madura que otros personajes. Sin embargo, también podemos ver su lado más infantil y tierno debido a su temprana edad. Debo confesar que en esa parte Cronin logra enfocar y relatar los hechos de una manera magistral. Su estilo sencillo y directo en tercera persona resulta atractivo, llamativo y sobre todo adictivo. Necesitas saber cada vez más, ya sea para ver como sigue la historia o para seguir disfrutando de la pluma del autor. Además a lo largo de toda la novela nos encontramos con frases tan llamativas como la del comienzo.

A parte de Amy una de las indiscutibles protagonistas tenemos a otros personajes que juegan un papel fundamental pero quizás los que están acostumbrados a los géneros de thriller y ciencia-ficción, misterio o novela negra les puedan resultar un poco a tópico. Pero si hay algo que tienen en común todos los personajes tanto los principales como algunos secundarios es sin duda el dolor y la oscuridad de sus pasados. Brad Wolgast es un agente de FBI cuya vida personal da verdadera lástima. Él y su compañero Doyle viajan reclutando presos condenados a morir para un fin que no tiene muy claro y resulta fácil de cumplir pues nadie desea morir hasta que un día, un nuevo objetivo hará que todas sus creencias y planes se vengan abajo y decidan actuar en contra de sus superiores. Brad es sin duda uno de mis personajes favoritos de la novela. Su historia quizás resulte un poco típica a lo que se refiere a un agente al servicio de la ley pero de todos modos logró conmoverme bastante y su personalidad me enamoró gracias a la pluma de Justin y su estilo de narración.
De los personajes principales podría destacar algunos más que juegan un papel fundamental en la historia pero como en mi opinión son demasiados me limitaré a ceñirme a los más importantes y los que más me han gustado. Pues como os imagináis es difícil escribir un libro de 1088 páginas y que será además una trilogía con pocos personajes.
     Volviendo un poco a las pinceladas de la historia que ya os dije, tenemos a una niña de seis años que no es para nada común, un agente del FBI que huye de sus obligaciones pues siente por primera vez en mucho tiempo que lo que hace está mal y tenemos algo más, algo mucho más importantes que es uno de los hilos conductores de la novela y toda la futura trilogía...un virus. Un virus que en su correcto uso prometía eliminar una gran parte de las enfermedades conocidas, aumentar la esperanza de vida y hacernos inmortales, pero hay cosas que los humanos no pueden controlar y el virus se expande a una velocidad de vértigo. Llegados a este punto, el ritmo de la novela ya de antes constante y en algunos momentos frenético se vuelve mucho más ameno. Por primera vez llegamos a la prometedora parte pre apocalíptica donde el futuro de la humanidad entera se ve bastante negro. La narración de antes en tercera persona se combina con artículos de periódicos, cosa que según creo dispara bastante la tensión ya de por sí existente en el ambiente. En todos Estados Unidos hay miles y miles de afectados, infectados y muertos, y la cosa empeora en cuestión de días... pero...

La narración adquiere un toque ya puramente apocalíptico dando un salto temporal de unos cien años. El mundo ya no es como lo conocíamos. El Tiempo de Antes ha terminado.
¿Qué ocurre entonces? A partir de aquí viene lo malo...
De repente damos un salto de cien años hacia adelante y nos presentan personajes nuevos. Totalmente nuevos. Todos nuevos. Pero eso no era suficiente, no... El autor no deja de decir nombres y nombres explicando que quien es marido, primo, hermano, tío etcétera de que personaje. Y ahora mi pregunta ¿de verdad era necesario? ¿De verdad era necesario en ese punto? ¿No lo podía decir poco a poco?
Los recursos con los que cuentan esos nuevos personajes no son como los de El Tiempo de Antes. (El comienzo del libro se desarrolla en un futuro más o menos cercano) Y cada uno debe desempeñar un papel fundamental para el correcto funcionamiento de su colonia, pues es vital para su supervivencia. Todos esos recursos son conseguidos gracias justo al trabajo en equipo y un pequeño legado de El Tiempo de Ante. ¿Cómo es posible? Tendrás que leerlo para saber como un puñado de personas logran sobrevivir sin ser contagiados por el virus. Un virus que convierte a los humanos en maquinas de matar, sedientos de sangre e inmortales. Los afectados por este se llaman de distintos modos, virales, pitillos, dragones o para que se entienda, vampiros.
     El ritmo en esta segunda parte del libro se vuelve en mi opinión más lento, más pesado y más monótono en algunas ocasiones. Pero sobre todo lento y pesado, sobre todo al principio. La narración de Cronin también decae en comparación a la primera parte de la novela. A pesar de que el autor intenta mantener el ambiente y el ritmo de la primera parte la segunda se hace mucho más pesada y hasta en algunos momentos aburrida. Las descripciones parecen ser excesivas en algunas ocasiones. Sinceramente, no logro entender la necesidad de relatar algunos acontecimientos que solo hacen que el lector se aburra y pierda progresivamente el interés pero lo más importante que no aporte nada a la historia principal. Pocos de los nuevos personajes me han producido una sensación de cariño y preocupación en comparación a Amy o Brad. Se que sus historias son tan solo pinceladas de lo que vendrá a continuación pero no han logrado emocionarme tanto como ellos dos.
La parte post apocalíptica de la novela debo admitir que me ha decepcionado bastante en su conjunto y a pesar de que las escenas de acción vuelven a surgir más adelante aportando tensión adicional a ya de por sí difícil situación y tarea de nuestros personajes, creo que deja bastante que desear en comparación a la primera parte en algunos los aspectos.

"El Pasaje" comenzaba de un modo abrumador, me tenía totalmente enganchada en sus inicio y deseaba leerlo cada vez más y más, pero desde el cambio brusco de ambiente perdí una gran parte del interés por la lectura. 1088 páginas dan para mucho rato de lectura pero de nuevo me pregunto ¿realmente eran necesarias tantas? ¿y realmente hace falta que sea una trilogía? ¿la historia no se podía haber contado en un único tomo? ¿que nos espera en su segunda parte? ¿será igual más o menos extenso que el primero? La respuesta tendrá que esperar hasta 2012. Y por cierto el libro será llevado a la gran pantalla. Ya lo habéis leído se podría decir que me encanta y odio el libro a partes casi iguales. Lo que pasó después del salto temporal me parece un bajón considerable, y el final lo veo más que predecible. Debo confesar que la reseña me ha costado mucho, pues he intentado no desvelar algunos puntos interesantes de la novela pues pienso que algunas cosas a pesar de poderlas decir perfectamente, el lector debería describir por su cuenta.
     Para ir terminando se podría decir que la narración de Justin me ha sorprendido (en general) y espero que mejore la historia en la próxima parte de la trilogía. De lo que estoy segura es que a pesar de mi opinión sobre el libro muchas otras personas lo han disfrutado, y si eres un amante de distopías, mundos post-apocalípticos, virus que acaban con la humanidad o vampiros de los de verdad "El Pasaje" es una opción altamente recomendable.



6 comentarios :

  1. Este libro me llamaba muchísimo, pero después de leerme tu reseña ya no tanto.

    Primero que nada, es bastante extenso. Y si la narración decae y se vuelve pesado... en mi caso, siendo un libro tan extenso, no lo termino más xD

    Por otro lado, ahora me vengo a enterar de que es una trilogía (yo pensaba que era un libro autoconclusivo) :P


    Saludos ^^

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Los 24 euros mejor gastados de toda mi vida...

    ResponderEliminar
  4. No, si a mi me parece perfecto. No siempre nos deben de gustar los mismos libros...o de mismo modo.

    ResponderEliminar
  5. Jamás pensé que este libro tratara sobre futuro y vampiros, me lo imaginaba como algún drama pero la verdad no creo darle una oportunidad, además 1088 pag.?... No gracias, para un tema así son demasiadas pag.!

    ResponderEliminar
  6. A mi me gustó un poco más que a tí. Hace muchos años que no leía nada del estilo y si me apuro creo que nunca leí nada igual xD
    La pena es que tarden tanto en sacar la segunda parte.
    Un beso
    Dácil

    ResponderEliminar

 
Generación Reader © 2012