Meg Wolitzer - La buena esposa

martes, 20 de noviembre de 2018



Título original: The Wife
Traducción: Enrique de Hériz
Año: 2003
Edición: Alba Editorial (2018)
Páginas: 272


Joan Castleman viaja a bordo de un avión rumbo a Helsinki cuando decide, tras más de cuarenta años de matrimonio, que va a abandonar a su marido, un célebre escritor norteamericano que se dirige con ella a la capital finlandesa para optar a uno de los premios literarios más prestigiosos del mundo. Harta de ejercer el papel de esposa complaciente, Joan rememora los puntos culminantes de una vida en común marcada en todo momento por la meteórica trayectoria profesional de Joe, a quien la clamorosa falta de talento no le ha impedido forjarse una reputación a la altura de los más grandes autores de su tiempo. 

Bajo esta sensacional premisa, Meg Wolitzer (Nueva York, 1959) construye una de las novelas más contundentes y rabiosamente divertidas que se han escrito sobre la íntima rivalidad del matrimonio. La voz de Joan Castleman, afilada como la hoja de un hacha, se erige sobre los oscuros episodios de su relación con Joe —a quien conoció cuando era profesor suyo en la Universidad— para denunciar la enfermiza dinámica de una sociedad patriarcal que impulsa la mediocridad masculina mientras aplasta la despampanante creatividad de las mujeres.

Así, gran parte de lo que ocurre en la novela de Wolitzer viene a señalar, a través del sardónico filtro de su narradora, las desmoralizantes consecuencias de llevar una vida a la sombra. Joan, ingenua e impresionable en su juventud, se deja seducir por las cautivadores clases de literatura que imparte Joe. Poco a poco, Joan perfecciona su técnica narrativa, desarrollando un estilo propio y con personalidad que la ayuda a ver claramente las embarazosas carencias de su mentor. De forma tímida pero reveladora, Joan se va abriendo paso en el círculo literario de la universidad, lo suficiente como para llegar a escuchar el estremecedor testimonio de una escritora ya publicada que la insta con energía a desistir de sus aspiraciones literarias. 

Con el paso del tiempo, ambos, profesor y alumna, se embarcan en una relación adúltera que significará para Joan el abandono de sus estudios, así como la huida precipitada hacia un futuro incierto y, ante todo, inhóspito. A pesar de la tenacidad y el espíritu de sacrificio de Joan, es Joe quien termina dando el campanazo con su primera novela, cuyas extraordinarias ventas terminan propiciando el salto a la fama de su autor. A partir de ese momento, Joan se convierte en un mero satélite que gira alrededor de la voluntad de su marido, quedando relegada al poco agradecido papel de esposa benévola que, como tanta otras que encuentra a lo largo de su vida, debe ignorar los continuos y apenas disimulados affaires de su marido o la desatención de sus responsabilidades paternales. 

Escrita desde la más supurante frustración (hay látigos menos lacerantes que algunos párrafos de este libro), La buena esposa es una novela completamente absorbente que te mantiene atrapado hasta su inesperada conclusión. Sobresale además la excepcional caracterización de sus personajes y la descripción tan certera que hace Meg Wolitzer de un anquilosado y recalcitrante ambiente literario. Haciendo gala de una deslumbrante inteligencia narrativa, Wolitzer se aproxima con cautela, pero sin aminorar nunca el paso, a las lóbregas profundidades de un matrimonio en el que una vez hubo amor, pero del que ya solo quedan rencor, reproches y necesidad de venganza. El lento deterioro de la relación, así como los corrosivos mecanismos que lo ponen en marcha, queda registrado en este libro explosivo que se encuentra sin ninguna duda entre los mejores que podréis encontrar este año.


«Todo el mundo sabe cómo permanecen las mujeres al pie del cañón, cómo inventan planes en sus sueños, recetas, ideas para un mundo mejor, y luego los pierden cuando se acercan a la cuna en plena noche, o de camino al supermercado, o en el baño. Los pierden mientras alisan el sendero por el que sus maridos y sus hijos trotarán serenamente toda su vida».


PUNTUACIÓN: ★

Lisa Halliday - Asimetría

martes, 13 de noviembre de 2018



Título original: Asymmetry
Traducción: Berta Monturiol
Año: 2018
Edición: Alfaguara
Páginas: 320


Asimetría, la primera novela de Lisa Halliday, es un impactante ejercicio de originalidad literaria que desafía la capacidad del lector para mantenerse a flote en un mar de turbias aguas narrativas. Quien busque asideros y terrenos conocidos en el fascinante debut de Halliday, que deje de perder el tiempo: ninguno de los tres actos en los que se divide la novela guarda semejanzas reseñables entre sí. No obstante, como no podría ser de otra manera, existe una profunda conexión subyacente que los mantiene estrechamente relacionados y refuerza su entidad unitaria. Cuáles son los términos de esa unidad es una incógnita que permanece oculta hasta el final de la historia, si bien es continuamente insinuada a quien sepa recoger las migas esparcidas por Lisa Halliday a lo largo del relato. 

«Insensatez», la primera de estas tres piezas, tiene como protagonista a Alice, una ingenua asesora editorial de veinticinco años que se embarca en una relación amorosa con Ezra Blazer, escritor de renombre, mucho mayor que ella, y que a todas luces parece un trasunto literario del mismísimo Philip Roth. Desde el primer momento, Ezra se aprovecha del carácter impresionable de Alice para imponer su voluntad en una relación desigual donde Halliday, con extrema pericia, pone de manifiesto los asimétricos mecanismos de poder a los que se ve sometida la joven. 

Como en el cuento de Carroll, Alice atraviesa una tenebrosa madriguera de conejo hacia un país en el que abunda de todo menos las maravillas, renunciando por el camino a sus aspiraciones profesionales y su satisfacción personal hasta dar con una existencia vacía y monótona donde las horas se deshacen entre interminables partidos de béisbol, pornográficas sesiones de fotografía y un running gag que se repite hasta la extenuación. Sin apenas proponérselo, Alice se ve absorbida por el ajetreo vital de Ezra: sus tratamientos médicos, sus declaraciones en prensa e incluso los entresijos pasados de su vida personal... todo lo que mana del escritor, consolidado ya en una esfera de la que Alice se esfuerza por formar parte, acaba eclipsando cualquier tentativa de alterar la dinámica en la que se hallan inmersos.

En «Locura», tanto el tono como el escenario de la novela se ven sacudidos por un giro radical. Aquí Halliday nos pone en la piel de Amar Yaafari, un ciudadano estadounidense de origen iraquí que es retenido en el aeropuerto de Heathrow cuando se dirigía a una cita en Londres con un amigo suyo. Mientras responde una y otra vez a las insidiosas preguntas de los agentes de inmigración, Amar rememora algunos episodios de su infancia y juventud, transcurridas a caballo entre la opulencia relativa del sueño americano y la cruda realidad de un país acribillado por la guerra. Por medio de elaboradas y contundentes reflexiones sobre temas como política, medicina, religión y ética, vamos descubriendo en Amar a una persona profundamente cultivada y comprometida con las causas sociales, un individuo inteligente, despierto y moralmente responsable que, no obstante, no consigue escapar de los prejuicios derivados de algo tan arbitrario como su origen.

La tercera y última parte, titulada «Los discos de la isla desierta de Ezra Blazer», emula un conocido programa de entrevistas en el que, por fin, aunque de manera velada, se ponen de manifiesto los hilos invisibles de la novela, permitiendo que nos adentremos en la extraordinaria estructura narrativa orquestada por Lisa Halliday a lo largo de Asimetría

Por sí sola, la proeza técnica de Halliday resulta cuando menos admirable. Las cuestiones que plantea sobre el proceso de creación literaria, los límites de la imaginación y la capacidad del escritor para recrear conciencias ajenas sin perder ni un ápice de credibilidad son, igualmente, dignas de elogio. Sin embargo, no soy capaz de afirmar que he disfrutado con la lectura de Asimetría. Estamos ante uno de esos casos en los que la torpe ejecución de la obra deslustra la idea sensacional que hay tras ella. La inconsistencia de temas y voces narrativas presentes en Asimetría ha lastrado en gran medida mi implicación con los personajes y con las historias que cuentan, aun cuando percibía entre el denso follaje que es la prosa de Lisa Halliday destellos aislados de erudición estilística. A pesar de todo, no me arrepiento de haber apostado por este libro. Creo que es una propuesta arriesgada, valiente, fresca e innovadora, aunque ofrezca una sensación de conjunto algo insatisfactoria, como de proyecto inacabado, sin rematar. No hay duda de que Lisa Halliday es una escritora de grandes recursos, una voz prometedora a la que no voy a perder de vista, por más que mi primer contacto con ella haya estado ensombrecido por todo tipo de claroscuros.


«Pero incluso alguien que se gane la vida con la imaginación al final está siempre sometido a una misma limitación: puede ver en el espejo el tema que prefiera, desde el ángulo que más le guste; incluso puede mirar y quedarse fuera del cuadro, que es lo mejor para desnarcisar la mirada; pero no puede soslayar que siempre es él quien sostiene el espejo».


PUNTUACIÓN: ★

Jesmyn Ward - La canción de los vivos y los muertos

jueves, 8 de noviembre de 2018



Título original: Sing, Unburied, Sing
Traducción: Francisco González López
Año: 2017
Edición: Sexto Piso (2018)
Páginas: 260


Con su tercera novela, Jesmyn Ward (1977) ha logrado la proeza de convertirse en la primera persona que recibe por segunda vez el National Book Award, premio que quizá sea el más importante que se concede en Estados Unidos a nivel literario. Ya lo obtuvo en 2011 con Salvage the Bones —Quedan los huesos, (Siruela, 2013)— y desde entonces parece que Ward no ha hecho más que sumar miembros a ese coro de adeptos que ahora alaban La canción de los vivos y los muertos. En esta ocasión, por desgracia, me veo a mí mismo como la nota discordante. 

La novela de Ward, bebedora de influencias como William Faulkner o Toni Morrison en su agria descripción de la Norteamérica sureña, nos presenta una historia ciertamente desgarradora que gira en torno a una familia desestructurada: Jojo, de 13 años, vive en casa de sus abuelos maternos junto a su hermana menor, Kayla, un bebé que apenas articula palabra pero vomita mucho a lo largo del libro, y su madre, Leonie, una chica negra, esnifadora ocasional de cocaína y poco probable candidata a progenitora del año, que cometió la torpeza de caer rendida ante los encantos de Michael, un chico blanco que actualmente cumple condena en la cárcel. La abuela de Jojo, enferma de cáncer, domina las conversaciones y los silencios de los personajes como el incesante presagio de una catástrofe. A su vez, Pa, el abuelo de la familia, carga sobre sus hombros, no solo con casi todas las responsabilidades domésticas, sino también con un pasado trágico y un secreto desolador. 

Ante la inminente puesta en libertad de Michael, Leonie, espoleada por su apremiante necesidad de reencontrarse con el padre de sus hijos, emprende un tumultuoso viaje por carretera al que se suman los fantasmas de Given, un hermano de Leonie que fue asesinado impunemente, y de Richie, un niño que compartió estancia en la penitenciaría de Parchman con el abuelo de Jojo. Jesmyn Ward se sirve de este surrealista periplo para abordar el candente conflicto racial enraizado en la historia de Estados Unidos. Desde los abusos y las vejaciones sufridos por Pa en prisión cuando era joven, donde permaneció durante años sin haber infringido ninguna ley, hasta la persecución y el rechazo que padeció Leonie por atreverse a mezclar su sangre con la de un hombre de distinta raza, la novela de Ward pone de manifiesto los distintos grados de brutalidad a los que deben hacer frente los miembros de la comunidad negra en un mundo que los blancos han hecho a su medida. 

Contra la injusticia y la parcialidad, los personajes de La canción de los vivos y los muertos se encomiendan a la tradición, la memoria, el linaje, la pervivencia de las costumbres. Los cadáveres regresan, no solo para acosar a los vivos con su presencia, sino para ayudarles a encontrar fuerza interior en momentos de crisis. La novela de Ward es una catarsis continua que, no obstante, adolece de una desalentadora falta de tensión narrativa. Los toques de realismo mágico que Ward imprime a la novela son los momentos de mayor lucidez y resonancia estilística en una obra que, por lo demás, se caracteriza por una alarmante inanidad. La canción de los vivos y los muertos recuerda de forma clamorosa —y no muy agradable— a Beloved, libro del que tampoco disfruté demasiado y de cuya sombra la novela de Ward no ha podido escapar. Si bien soy capaz de advertir las buenas cualidades del libro, su lectura se me ha hecho tediosa, ardua, estéril e insatisfactoria. Todo lo que justamente no busco en una novela.


«Vio más allá de la piel color café solo, de los ojos negros, de los labios ciruela, y me vio a mí, a mí. Vio la herida andante que yo era, y vino a ser mi bálsamo».


PUNTUACIÓN: ★★

Novedades editoriales: noviembre 2018

jueves, 25 de octubre de 2018

Fuego y Sangre, George R.R. Martin
Plaza & Janés - 20 de noviembre - 1088 páginas

Siglos antes de que tuvieran lugar los acontecimientos que se relatan en "Canción de hielo y fuego", la casa Targaryen, la única dinastía de señores dragón que sobrevivió a la Maldición de Valyria, se asentó en la isla de Rocadragón.
Aquí tenemos el primero de los dos volúmenes en el que el autor de Juego de tronos nos cuenta, con todo lujo de detalles, la historia de tan fascinante familia: empezando por Aegon I Targaryen, creador del icónico Trono de Hierro, y seguido por el resto de las generaciones de Targaryens que lucharon con fiereza por conservar el poder, y el trono, hasta la llegada de la guerra civil que casi acaba con ellos.
¿Qué pasó realmente durante la Danza de dragones? ¿Por qué era tan peligroso acercarse a Valyria después de la Maldición? ¿Cómo era Poniente cuando los dragones dominaban los cielos? Estas, y otras muchas, son las preguntas a las que responde esta monumental crónica, narrada por un culto maestre de la Ciudadela, que anticipa el ya conocido universo de George R.R. Martin.
Fuego y Sangre brindará a los lectores la oportunidad de tener otra visión de la fascinante historia de Poniente. Esta obra, magníficamente ilustrada con 85 láminas inéditas de Doug Wheatley, se convertirá, sin duda, en una lectura ineludible para todos los fans de la aclamada serie. 

Polvo de sueños, Steven Erikson
Nova - 22 de noviembre - 1168 páginas

En el continente Letherii, el ejército exiliado malazano, comandado por la consejera Tavore, comienza la marcha hacia los eriales del este para combatir por una causa desconocida contra un enemigo que jamás ha sido visto. El destino que aguarda a los Cazahuesos es por demás incierto. Nada saben del enemigo y la única arma que merece ser empuñada es el coraje.
En la guerra todos pierden, y esta certeza se percibe en la mirada de cualquier soldado. El último gran ejército del Imperio de Malaz busca una batalla final en nombre de la redención, pero quedan por responder algunas preguntas finales...

Escuadrón, Brandon Sanderson
Nova - 8 de noviembre - 528 páginas

El mundo lleva siglos en guerra; la humanidad está atrapada en un planeta constantemente atacado por unos alienígenas decididos a destruirla. Los pilotos son los únicos héroes dispuestos a combatir al enemigo.
Spensa es una joven que siempre ha soñado con convertirse en piloto y defender a la Tierra. Pero su destino se cruza con el de su padre, un piloto que fue asesinado tras abandonar a su equipo, anulando sus opciones de asistir a la escuela de vuelo. De pronto, el ataque alienígena ha hecho duplicar la flota aérea de los humanos, facilitando que Spensa ahora sí pueda volar al espacio...

El emperador Goblin, Katherine Addison
Alethé - 6 de noviembre - 600 páginas

Maia, el hijo menor y mitad goblin del emperador, ha pasado toda su  vida en el exilio, lejos de la corte imperial y de las mortíferas intrigas que la envuelven. Sin embargo, cuando su padre y sus tres hijos  sucesores al trono mueren en un «accidente», no le queda más remedio que  aceptar su cargo de único heredero legítimo. Carece por completo de formación en la política de la corte, además de no tener amigos ni consejeros, pero sí alberga la certeza de que quien quiera que asesinara a su padre y a sus hermanos, podría intentarlo con  él en cualquier momento. Rodeado de aduladores ansiosos por conseguir el favor del nuevo e  ingenuo emperador, y abrumado por las responsabilidades de su nueva vida, Maia no puede confiar en nadie.
En mitad del torbellino de tramas  para deponerlo, ofertas de matrimonios concertados y el espectro de los conspiradores desconocidos que acechan en la sombra, debe adaptarse  rápidamente a su vida como Emperador Goblin. Todo ese camino lo va  recorriendo solo, a la búsqueda de al menos un amigo, y con la esperanza  también de vivir una historia de amor, aunque siempre en guardia frente a los enemigos ocultos que lo amenazan, por miedo a perder el trono… o la vida.

Binti: Hogar, Nnedi Okorafor
Crononauta - 8 de noviembre - 196 páginas

Binti: Hogar es la segunda parte de esta emocionante trilogía. Binti y Okwu llevan un año en la Universidad Oomza. Un año desde que Binti consiguiera la unión entre civilizaciones en guerra y desde que encontrara amistad en el lugar más inesperado.
En esta ocasión, Binti tendrá que volver a casa con Okwu y enfrentarse a su familia y comunidad, además de hacer posible que, por primera vez en más de cien años, una medusa ponga pie en la Tierra para un fin que no sea la guerra.
¿Podrán humanos y medusas vivir en armonía después de generaciones en conflicto?

El príncipe cruel, Holly Black
Hidra - 26 de noviembre - 432 página

Jude tenía siete años cuando sus padres fueron asesinados y, junto con sus dos hermana, fue trasladada a la traicionera Corte Suprema del Reino Feérico. Diez años más tarde, lo único que Jude desea, a pesar de ser una mera mortal, es sentir que pertenece a ese lugar. Pero muchos de los habitantes desprecian a los humanos. Especialmente el Príncipe Cardan, el hijo más joven y perverso del Alto Rey. Para hacerse un hueco en la Corte, Jude deberá enfrentarse a él. Y afrontar las consecuencias. Como resultado, se verá envuelta en las intrigas y engaños del palacio, ademas de descubrir su propia habilidad para el derramamiento de sangre. Al tiempo que la guerra civil amenaza con arrasar las Cortes Feéricas, Jude se verá obligada a poner en riesgo su propia vida con una peligrosa alianza para tratar de salvar a sus hermanas, y al propio reino.

El esplendor de las raíces, Robin Benway
Destino - 13 de noviembre - 352 páginas

Esta no es una historia sobre la adopción aunque los tres protagonistas sean adoptados. Va de identidad, pertenencia y aceptación. Va de emociones que no permitimos que afloren. Va de sentirse diferente y de estar solo. Pero abrirse cuesta demasiado cuando te has esforzado por labrarte una coraza... Y no basta una terapia porque las emociones no admiten pautas. Quizá la pregunta sea, la del poeta Pablo Neruda, en El libro de las preguntas: ¿Por qué los árboles esconden EL ESPLENDOR DE SUS RAÍCES?
Una montaña rusa emocional. Sonrisas y lágrimas desbocadas. Debería incluir un aviso: abstenerse los espíritus sensibles y los que saben y sienten las relaciones entre hermanos.

El secreto de Xein, Laura Gallego
Montena - 8 de noviembre - 448 páginas

Los caminos de Axlin y Xein vuelven a cruzarse, pero ambos parecen estar más alejados que nunca. Ella trabaja en la biblioteca y sigue recopilando información para completar su bestiario, mientras investiga lo que parece una presencia anormal de monstruos dentro de los muros de la Ciudadela. Por otro lado, al intentar ayudar a su amigo Dex con un problema personal se verá envuelta en un conflicto que implica a varias familias aristocráticas de la ciudad vieja.
Xein, por su parte, se ha convertido en uno más de los Guardianes que protegen a los habitantes de la Ciudadela de los monstruos que los acechan. Su lealtad a la Guardia lo obliga a mantener sus nuevos conocimientos ocultos para el resto de la gente y especialmente para Axlin, lo cual levantará un nuevo muro entre los dos.
Todo ello causará conflictos entre ambos cada vez que vuelvan a encontrarse, pero también hará saltar chispas que arderán con más fuerza a causa de su pasado en común.

La mujer desnuda, Elena Stancanelli
Anagrama - 7 de noviembre - 152 páginas

Todo empieza con un teléfono mal colgado que permite escuchar una conversación que ella no debería haber escuchado. Anna, una romana cuarentañera, inteligente y bella, con un buen trabajo, descubre que su pareja, Davide, tiene una amante. No es la primera vez que la engaña, pero en este caso hay una diferencia inquietante: parece que la cosa va en serio. Los celos, la desconfianza y las mentiras elevan la tensión entre la pareja y la abocan a la ruptura. La mujer engañada entra en una espiral obsesiva y, con ayuda de la tecnología, espía movimientos; rastrea mensajes; localiza unas fotos obscenas de la amante, más joven, con el sexo rasurado y en poses provocativas, y se adentra en un peligroso descenso a los infiernos...

Un mapa de sal y estrellas, Jennifer Zeynab Joukhadar
Nube de tinta - 8 de noviembre - 416 páginas

Nour es una niña de once años cuyo padre acaba de morir. Su madre, cartógrafa que dibuja los mapas a mano, decide mudarse de Nueva York a Siria, su tierra natal, junto a sus hijas, pero la ciudad de Homs deja de ser su hogar cuando comienzan los bombardeos, y a la familia no le queda más salida que huir de ese lugar donde la vida se extingue. La búsqueda de un lugar seguro se convierte en un viaje que los lleva a atravesar siete países. Encontrar un hogar es cada día un sueño más lejano pero también una esperanza a la que aferrarse.
Novecientos años atrás, Rawiya, otra joven de dieciséis años, emprende también un viaje en busca de fortuna que la lleva a través del mundo junto a un cartógrafo decidido a crear un mapamundi. Jennifer Zenab Maccani entrelaza estas dos vidas en un libro tan delicado como estremecedor, que nos recuerda la necesidad de apreciar los detalles de la vida: los aromas y colores del hogar, el arte de contar historias y los vínculos irrompibles de la familia.

El Pescador, John Langan
La biblioteca de Carfax - 12 de noviembre - 364 páginas

Al norte del estado de Nueva York (EE. UU) entre los bosques alrededor de Woodstock, fluye el arroyo del Holandés. Ofrece la posibilidad de una abundante pesca pero también esconde unos peligros y unas promesas difíciles de rechazar. Cuando Abe y Dan, dos viudos que han encontrado consuelo en la pesca y en su mutua compañía, oyen hablar del arroyo, se ven arrastrados por una historia antigua y oscura, llena de sombríos pactos, de secretos enterrados y de una misteriosa figura conocida como el Pescador. Se terminarán enfrentando cara a cara con lo que han perdido y el precio que deben pagar para recuperarlo.

El príncipe de los prodigios, Victoria Álvarez
Nocturna - 5 de noviembre - 544 páginas

Cuando en 1924 Helena Lennox se presenta con sus padres en Nápoles por una colaboración arqueológica con las excavaciones pompeyanas, una desconocida le entrega un amuleto de protección con una advertencia: "La ciudad no es segura, los ángeles ya no velan por nosotros". Durante los siguientes días, los Lennox se codean con una princesa solitaria, un pariente inesperado y un viejo amigo perseguido por la mala suerte mientras el cerco de los crímenes que están atemorizando a la ciudad se estrecha a su alrededor. Las víctimas son chicas jóvenes sin ningún elemento en común; el culpable a ojos de todos, alguien muy conveniente para las autoridades. Y sobre ese misterio se alarga la sombra del Príncipe de los Prodigios, un intrigante alquimista cuyos inventos siguen en boca de todos.

Una noche en el paraíso, Lucia Berlin
Alfaguara - 8 de noviembre - 288 páginas

Hace pocos años, una colección de relatos de una escritora ya desaparecida y casi olvidada sacudió el panorama literario mundial. Era Manual para mujeres de la limpieza, de Lucia Berlin, quien alcanzó entonces el lugar que le correspondía: se convirtió en la escritora favorita de la prensa y los lectores, el título fue libro del año para los medios y su peculiar estilo se vio comparado con el de Raymond Carver o Charles Bukowski.
La singular capacidad de Berlin para representar la belleza y el dolor de las rutinas de nuestra vida, su extraordinaria honestidad, su magnetismo, la familiaridad de sus personajes, su sutil pero abrumadora melancolía... Todo ello se encuentra nuevamente y con gran intensidad en Una noche en el paraíso, una compilación que es un acontecimiento y un regalo para todos los lectores ansiosos por seguir leyendo al indiscutible fenómeno que es Lucia Berlin. Este volumen indispensable, preparado por su hijo, Mark Berlin, contiene veintidós relatos inéditos en español y está lleno de obras maestras de la literatura reciente.

Los años rotos, Dacia Maraini
Altamarea - 7 de noviembre - 248 páginas

Enrica tiene diecisiete años y sobrevive pasivamente en una cotidianidad mediocre y asfixiante. En su casa, como ajenos a su presencia, coexisten un padre abstraído en la construcción de invendibles jaulas para pájaros y una madre desengañada que se consume en una rutina anodina y frustrante. Sumida en esta condición de crónico desamparo, Enrica se ve obligada a hacer frente sola a los cambios de una existencia desconcertante sin más armas que su desidia. Indolente y resignada, se deja arrastrar por la inercia de la vida y deambula a tientas entre el amor y el sexo buscando en ellos un refugio y una forma de definirse. En este paisaje de desoladora aridez emocional, que se refleja en la sórdida atmósfera de la periferia proletaria de la Roma de principios de los años sesenta, se lleva a cabo la educación sentimental de una adolescente aturdida por una descarga continua de sensaciones sin sentimientos que lucha instintivamente para encontrar su propia identidad de mujer. Un bellísimo retrato que destaca por la fuerza narrativa y la inmediata sencillez realista que acomuna a los mejores personajes femeninos creados por Dacia Maraini.

Permafrost, Eva Baltasar
Literatura Random House - 8 de noviembre - 144 páginas

El permafrost es esa capa de la tierra permanentemente congelada y es también la membrana que cubre a la protagonista de esta novela. Escrita en primera persona, nos presenta a una mujer en etapa de formación que se protege del exterior, que percibe la superficialidad en todo cuanto la rodea y huye de un entorno que nada tiene que ver con su manera de entender la vida: una madre obsesionada con la salud, omnipresente y controladora, y una hermana que afronta su existencia convencional con medicación y un positivismo irritante. La protagonista, que siente pulsiones suicidas, no permite que nadie se le acerque demasiado, pero al mismo tiempo se entrega con intensidad al sexo con otras mujeres, la literatura y el arte. El pulso entre el hedonismo, los placeres más carnales y la muerte es constante en esta novela, así como el tono mordaz de una protagonista que nos gana con su inteligencia y su humor negrísimo desde la primera página.

El funeral de Lolita, Luna Miguel
Lumen - 8 de noviembre - 192 páginas

«No sé ni siquiera si estás viva, pero tenía que decírtelo: Roberto ha fallecido esta mañana en...», dice el mensaje de Rocío, una antigua compañera del instituto, y el corazón de Helena da un vuelco. Igual al día en que advirtió que se había enamorado de su profesor de literatura. Ahora tendrá que enfrentarse a su muerte y a sus recuerdos. Helena conoce la muerte (ha perdido a sus padres, en circunstancias muy distintas), pero la de Roberto agitará todos los fantasmas.
En el tanatorio la espera Rocío, a quien Helena entregó hace muchos años su diario, pero también Laura, la viuda de Roberto, quien insiste en invitarla a su casa. Joven, reputada y polémica crítica gastronómica, Helena analiza, recomienda y censura sabores y platos, pero no sabe qué hacer con su vida. En su Alcalá de Henares natal, lejos de la revista en la que trabaja y de su pareja, mientras los recuerdos la asaltan y le anudan el estómago, deberá decidirlo.

Nuestras riquezas, Kaouther Adimi
Libros del Asteroide - 5 de noviembre - 224 páginas

En 1935, Edmond Charlot, un jove de veinte años, regresa a Argel desde París con la idea de fundar una librería y una editorial. Su minúscula librería, Las Verdaderas Riquezas, se convierte en lugar de encuentro de aspirantes a escritores y de figuras como Antoine de Saint-Exupéry y André Gide. Allí publica también el primer texto de un autor desconocido: Albert Camus. Pero Charlot ignora que dedicar la vida a los libros no le eximirá de verse zarandeado por los infortunios de la historia: una revuelta está a punto de estallar en Argelia. En 2017, Ryad tiene la misma edad que Charlot en sus comienzos, pero a él no le interesa la literatura. Estudiante de ingeniería en París, acepta el encargo de vaciar y repintar una polvorienta librería argelina que quieren convertir en una buñolería.

Un matrimonio americano, Tayari Jones
Alianza de Novelas - 22 de noviembre - 368 páginas

Celestial y Roy acaban de casarse y son la personificación tanto del Sueño Americano como del «nuevo Sur estadounidense». Él es un joven ejecutivo y ella es una artista en ciernes con una brillante carrera profesional por delante. Sin embargo, cuando la vida en común empieza a convertirse en rutina, una serie de circunstancias que jamás habrían imaginado los separan para siempre. Roy es detenido y condenado a doce años por un delito que Celestial sabe no ha cometido. Celestial es una mujer radicalmente independiente, pero el golpe la deja vacía, a la deriva, y busca refugio en Andre, amigo de la infancia y padrino de su boda. Van pasado los años de condena de Roy, pero Celestial es incapaz de aferrarse al amor que había sido el centro de su vida. Tras cinco años en prisión, a Roy le condonan inesperadamente el resto de la condena, y regresa a Atlanta listo para retomar la vida que compartía con su esposa.

MacArthur Park, Andrew Durbin
Alpha Decay - 12 de noviembre - 328 páginas

Nick Fowler, el narrador de esta historia, se refugia en un apartamento con abundantes reservas de comida en lata y las ventanas reforzadas con maderas. Pero a los pocos días, una vez el huracán ha pasado de largo, empieza a desencadenarse otra tormenta, quizá peor, y que tiene que ver con el signo de los tiempos: la crisis económica, el cambio climático, el impasse tecnológico, la pérdida de valores y la transformación social –todos los ingredientes que causaron la zozobra entre el último mandato de Barack Obama y el primero de Donald Trump– suman un cúmulo de incertezas ante las cuales lo único que cabe es mantenerse entretenido hasta que llegue el fin.

Todo es una mierda y eres una mala persona, Daniel Zomparelli
Dos bigotes - 12 de noviembre - 254 páginas

'Todo es una mierda y eres una mala persona' es la primera obra de ficción del autor canadiense Daniel Zomparelli. En esta colección de relatos poco convencionales, interconectados y que incluyen mensajes de texto y publicaciones de Facebook, los gais buscan el amor, roban material de oficina, ligan en Grindr, hornean pasteles, acuden a terapeutas, tienen tríos con fantasmas y temen a la felicidad. Con un humor irónico y un corazón cautivador, 'Todo es una mierda y eres una mala persona' es una indagación socarrona y tragicómica del amor, el deseo y la disfuncionalidad en el siglo XXI.

Más allá del equinoccio de primavera, Natsume Soseki
Impedimenta - 12 de noviembre - 336 páginas

Keitaro, un joven recién graduado, un típico antihéroe sosekiano, ve cómo su vida se derrumba a su alrededor tras acabar sus estudios. Inmerso en la búsqueda de su primer empleo, está rodeado de personas con sus propias excentricidades y ricas historias personales que tienen mucho que enseñarle, aunque tiene poco que aportar aparte de la capacidad de escuchar: Morimoto, el joven aventurero que siempre tiene un relato para contar; Sunaga, un chico en problemas cuya conmovedora historia se convierte en el epicentro de la novela; Taguchi, el tío de Sunaga; Matsumoto, otro tío, un zángano de clase alta; y Chiyoko, la prima de Sunaga que, aparentemente, es la causa de todas sus desgracias.

Nada que ver conmigo, Janice Galloway
Gatopardo - 19 de noviembre - 320 páginas

Janice Galloway cuenta en NADA QUE VER CONMIGO la historia de su infancia, el mundo en el que las palabras y la música eran para ella secretos felices y la vida familiar oscilaba entre la absurdidad y la desintegración. Con un padre borracho, una madre leal y una hermana mayor perversa y dominante, Galloway creció con los ojos bien abiertos y la boca cerrada. En este libro sombríamente divertido, la autora evoca la esperanza y la confusión de la niñez, y describe cómo, poco a poco, una incipiente furia insospechada empuja a una niña callada a encontrar su voz y su lugar en el mundo.

El puente de Clay, Markus Zusak
Lumen - 15 de noviembre - 640 páginas

Los cinco hermanos Dunbar viven en un hogar sin adultos, cuidando los unos de los otros, luchando por sobrevivir en un mundo que los ha abandonado, hasta que su padre, el hombre que los dejó sin mirar atrás, vuelve a casa. ¿Por qué ha regresado?
Matthew, cínico y poético, es quien lleva las riendas de la familia; Rory, siempre falta a clase; Henry, una máquina de hacer dinero, y el pequeño Tomy, coleccionista de mascotas que ha colonizado la casa con animales disfuncionales, como la mula Aquiles y Rosy, el border collie. Y luego está el silencioso Clay, perseguido por un suceso del que no se puede hablar. Pero la historia se remonta tiempo atrás: a ese abuelo cuya pasión por los antiguos griegos aún llena de color sus vidas, y a los padres, que se conocieron gracias a un piano extraviado. Clay tratará de revelar su trágico secreto y de construir un puente para salvar a su familia y salvarse también a sí mismo.

Calles de Berlín y de otras ciudades, Siegfried Kracauer
Errata Naturae - 19 de noviembre - 288 páginas

Berlín, París, Marsella, Niza. La grandeza de una época no reside en sus monumentos más famosos, ni en sus zonas turísticas, sino en los recovecos olvidados, en la periferia o los espacios abiertos: callejones oscuros, cafés, pequeños comercios, lugares obsoletos donde se expone una mercancía abigarrada, maravillosa chatarra que compone un universo enigmático y fragmentario. He aquí un paseo por la Europa secreta de los años treinta de la mano de la extraordinaria sensibilidad urbana del mítico Siegfried Kracauer, cuyas evocadoras descripciones, entre el ensayo y la poesía, entre la pintura y la filosofía, animan al caminante curioso a indagar en lo obvio y lo familiar, para tratar de entender, a través del paisaje urbano, dónde nacen históricamente muchas de sus experiencias.

El año del hambre, Aki Ollikainen
Libros del Asteroide - 19 de noviembre - 136 páginas

Una terrible hambruna se extiende sobre Finlandia en el año 1867. En el norte, una humilde familia de granjeros decide abandonar su casa y emprender un penoso viaje hasta San Petersburgo convencidos de que allí encontrarán comida, pero el viaje es mucho más peligroso de lo que imaginaban. Mientras en el senado de Helsinki se discute cómo hacer frente a la emergencia, los hermanos Renqvist –un médico y un político– están preocupados por otras cosas.

Estudios de lo salvaje, Barbara Baynton
Impedimenta - 26 de noviembre - 224 páginas

Una mujer embarazada baja de un tren en una estación desierta para recorrer un camino inhóspito y salvaje. Una colona se enfrenta a la soledad de su cabaña después de talar un árbol y ser derribada por una de las ramas, que la deja inmovilizada. Otra mujer ha de abandonar su casa para defenderse del ataque de un hombre, y huye con su hijo atado al pecho. Los relatos de Barbara Baynton sitúan a sus protagonistas en el paisaje indómito de las regiones australianas del interior, lejos de las ciudades, y las somete al aislamiento y los rigores de un entorno feroz que las obliga a luchar por su propia supervivencia día tras día. No hay ayuda ni compasión en la naturaleza inexplorada a la que llegan los personajes de Baynton. Sus únicos recursos son el de la resistencia, la obstinación y la ira.

¿Quién es Rich?, Matthew Klam
Alba Editorial - 7 de noviembre - 392 páginas

Rich Fischer, un ilustrador y autor de cómics, de éxito efímero, padre de dos niños y harto de los reproches de su mujer por la falta de dinero, cada año deja a su familia para dar un curso de verano en una localidad pesquera de Nueva Inglaterra. El año pasado conoció allí a Amy O'Donnell, una alumna que es madre de tres hijos, y está casada con un multimillonario que no le presta atención. Después de un momento de pasión, han pasado parte del invierno intercambiando correos y mensajes subidos de tono, pero Rich teme que el romance se haya enfriado. Ahora han vuelto a verse.
Una novela cómica que trata de la decadencia de la mediana edad, del placer erótico, de la envidia y la amargura de no haber podido alcanzar el tren que se perdió, de la necesidad del dinero, de cómo la diferencia de riqueza puede estropear el calor y la comunicación. De la supervivencia, de la vida real que no es lo que esperábamos, de la insuficiencia de la monogamia, de las ganas de seguir vivo, de la felicidad que traen los niños, de querer mucho más.

Rachel Cusk - Prestigio

martes, 23 de octubre de 2018


«Solo sabía que el sufrimiento llevaba aparejado una especie de honor, si eras capaz de sobrevivir, y que te permitía establecer una relación más íntima con la verdad, al menos en apariencia, aunque en realidad tal vez fuera idéntica a la lealtad de quedarse siempre en el mismo sitio».


Título original: Kudos
Traducción: Catalina Martínez Muñoz
Año: 2018
Editorial: Libros del Asteroide
Páginas: 224


Después de A contraluz (2014) y Tránsito (2017), Prestigio, de la escritora canadiense Rachel Cusk (Toronto, 1967), supone la culminación de una apasionante trilogía en la que su autora, haciendo alarde de una originalidad sin precedentes, se propone derribar los límites de la ficción a la que estamos habituados. 

La revolución de la que habla Cusk es mucho más sutil y bastante más efectiva que la de aquellos que proponen trasforman la novela contemporánea en un batiburrillo de hipervínculos multimedia. El secreto reside en el punto de vista. Al contrario de lo que sucede en la mayoría de títulos, en Prestigio el mundo no se nos revela a través de los ojos de su protagonista, sino que es el mundo, más bien, quien define desde fuera los contornos de Faye, su silenciosa observadora. 

El de Faye es un aprendizaje soterrado: su papel es el de mera espectadora, una vasija a la que cualquiera puede acercarse y verter su historia personal con una sorprendente confianza. Cusk emplea estos relatos satélite para reflexionar de manera brillante sobre la propia vida de su protagonista: escritora, divorciada y con dos hijos, la «narradora» de Prestigio guarda numerosos parecidos con los de su ente creador. Se me escapa si la retorcida, cáustica y mordaz visión de Faye sobre la dinámica de los círculos editoriales es solamente un recurso literario o una más de estas semejanzas. En cualquier caso, el competitivo mundo de los escritores queda aquí diseccionado de forma no muy favorecedora a medida que Faye se va desenvolviendo en el festival literario al que se dirige al comienzo de la novela.

A su paso por las distintas actividades que se organizan, desde participar en conferencias hasta conceder entrevistas, Faye se irá cruzando con un serie de personajes —editores, autores, periodistas, transeúntes— de los que Rachel Cusk se sirve para exponer agudas e inteligentes observaciones sobre temas, bien de candente actualidad —el agitado escenario político de la Europa post-Brexit—, o bien de interés universal —la complejidad de las relaciones familiares—. 

Para Cusk, el ser humano es literatura orgánica. La identidad, un tipo especial de ficción que está tan cerca de la verdad como de la mentira, pero que ha de ser, ante todo, honesta. Sus páginas rebosan erudición y maestría en el arte de contar historias, si bien lo hace de una manera que puede despertar reticencias en quienes solo se dejan seducir por estructuras convencionales. El virtuosismo estilístico de Rachel Cusk atrapa al lector que se permite sacrificar la verosimilitud y la naturalidad de los diálogos en aras de la emotividad analítica de sus textos. Cuando se trata de Cusk, de poco sirve juzgar según los parámetros tradicionales. Prestigio es lo que queda cuando un escritor se desprende de la trama, de las profusas descripciones y del trazado psicológico de los personajes: un artefacto radiofónico que transcribe vida ajenas y las disfraza como propias. Una genialidad, en definitiva, para la que aún no existe competencia.      

PUNTUACIÓN: ★★★★★

Cesare Pavese - La playa

lunes, 22 de octubre de 2018


«Empezaba a entender que nada es más inhabitable que un lugar en el que hemos sido felices».


Título original: La Spiaggia
Traducción: Melina Márquez
Año: 1942
Editorial: Altamarea
Páginas: 120


La playa, del escritor italiano Cesare Pavese (Santo Stefano Belbo, 1908 - Turín, 1950), es quizá uno de los mejores ejemplos de lo que puede llegar a lograr la narrativa breve en las manos adecuadas. Con excepcional artesanía, Pavese extrae todo el jugo a una historia que es, en realidad, ausencia de ella. En lugar de presentarnos una trama convencional, Pavese construye su obra a partir de trazos impresionistas, momentos aparentemente banales y deshilvanados que, no obstante, irradian una profunda sensación de movimiento. 

El planteamiento, sencillo, es el que sigue: un narrador anónimo lamenta el declive de su relación con Doro, un inseparable amigo de juventud al que le pierde la pista cuando se traslada a Génova para casarse con una chica llamada Clelia. Aunque se siguen viendo de manera esporádica, ya nada vuelve a ser lo mismo entre ambos. La confianza y la complicidad de antaño dan paso al resentimiento, la desazón, la nostalgia por ese vínculo interrumpido. Tras lo que a todas luces parece una disputa conyugal, Doro regresa al pueblo donde trascurrió su infancia y se reencuentra con el protagonista, al que finalmente invita a pasar con él una temporada en su casa de la playa. Allí, acompañados por un fascinante y variopinto elenco de personajes, Doro y el narrador contemplan el monótono transcurrir de los días, envueltos en una refrescante brisa veraniega y el incesante rumor del oleaje.

La playa es, en gran medida, una obra impregnada de añoranza y desaliento. De un modo que resulta sumamente trágico, los personajes de Pavese viven el presente con la mente puesta en el pasado. A pesar del bullicio que late entre sus páginas y los ajetreados incidentes que salpican las vacaciones de Doro y compañía, se respira entre las páginas de La playa una atmósfera sombría, incluso fatídica. Todo ello insinuado de una forma sugerente, subrepticia, tal y como parece ser característico en la literatura del escritor italiano. Aquí, como en la vida, el nudo narrativo se desarrolla en los márgenes del relato. Es el lector quien debe hacer un esfuerzo por intuir lo que subyace tras los gestos, las palabras y los silencios de los personajes, inmersos siempre en sus propias cavilaciones. Es un ejercicio exigente y sí, en ocasiones poco agradecido, pero en el caso de La playa, donde pesan tanto los esbozos y las sensaciones —mucho más que las certezas—, el esfuerzo se ve gratamente recompensado. 

PUNTUACIÓN: ★★★☆

Hanya Yanagihara - La gente en los árboles

jueves, 18 de octubre de 2018


«Sin embargo, aunque no tenía experiencia suficiente del mundo para demostrarlo, ya entonces sospeché que los detalles más extraños eran los más prosaicos, y que lo que contamos a los demás para escandalizarlos solo los preparará para percibir lo realmente extraordinario».


Título original: The People in the Trees
Traducción: Regina López Muñoz
Año: 2013
Editorial: Lumen
Páginas: 224


Menciona Rachel Cusk en Prestigio, su novela más reciente, que «la literatura negativa toma buena parte de su poder de un uso temerario de la honestidad». La obra de Hanya Yanagihara (Los Ángeles, 1974) queda definitivamente enmarcada en el ámbito de esta «literatura negativa» en la que nada ni nadie se salva de una honesta y brutal escabechina. Fuimos testigos de ello en Tan poca vida, una de las obras más retorcidamente crueles de la narrativa contemporánea. Ahora, aprovechando el tirón de aquella, Lumen recupera La gente en los árboles, su fantástico debut como escritora. Ya desde sus inicios, Yanagihara bucea en los terrenos más pantanosos de la naturaleza humana para elaborar un estremecedor relato que pone de manifiesto, no solo su talento como artífice de historias, sino su afición por elevar la temperatura del debate.

Nos encontramos aquí con la biografía novelada de A. Norton Perina, un eminente médico que fue galardonado con el Premio Nobel por sus estudios sobre una tribu cuyos miembros gozaban de una incomprensible longevidad. No obstante, sus impresionantes logros y su incomparable contribución a la comunidad científica no evitan que la vida de Norton Perina dé un vuelco cuando uno de sus hijos lo denuncia por un delito de abusos sexuales. El escándalo que suscitan tales acusaciones sirve como punto de partida para que Norton, en colaboración con su colega y amigo Ronald Kubodera, publique unas memorias tan apasionantes como polémicas en las que trata de limpiar su reputación, al tiempo que repasa algunos de los acontecimientos más relevantes de una vida marcada por los hallazgos realizados en la isla que le dio la fama.

Enclavada en mitad del Pacífico, Ivu'ivu es la cuna de una sociedad primitiva que ha logrado prolongar su vida de manera casi milagrosa ingiriendo una especie autóctona de tortuga. Poco a poco, se convertirá además en el refugio de Perina, quien, encandilado por los brutales ritos de la tribu y unos misterios que desafían su fe incondicional en la ciencia, irá estableciendo un vínculo con los indígenas que trasciende la esfera de lo profesional. La narración de Yanagihara, aunque peca de recargada y prolija, transmite un sobrecogedor sentido de la maravilla que nos impulsa a seguir leyendo aun cuando los pasajes de la novela exceden lo turbio. Los padecimientos de Perina, personaje narcisista y problemático donde los haya, se acaban transformando en los nuestros: su secreto y platónico enamoramiento por el director de la expedición, la tormentosa relación con su hermano Owen o el desprecio apenas disimulado que siente por quienes tratan de explotar con fines comerciales un entorno que él considera sagrado.

Así, bajo el disfraz de una obra testimonial, Yanagihara emprende un extenso recorrido por la vida de Perina que pretende realzar las luces y difuminar las sombras. Este detenimiento selectivo nos hace sospechar de la credibilidad de lo narrado de una forma que no pone en duda la veracidad de los hechos, sino la interpretación de los mismos. Yanagihara juega de manera sublime con el dilema de la perspectiva: lo que parece fascinante y digno de estudio en un entorno salvaje, virgen, completamente inexplorado y, por tanto, sujeto a sus propias leyes, es capaz de convertirse en algo deplorable cuando modificamos el contexto. 

Está claro; la tibieza no es uno de los rasgos característicos de Hanya Yanagihara. Las cuestiones que plantea en La gente en los árboles son lo suficientemente candentes como para levantar el mismo número de pasiones que de odios. Independientemente del lado de la balanza por el que cada uno quiera decantarse, es innegable que la literatura de Yanagihara despierta sentimientos intensos. El suyo es un estilo convencional, pero al mismo tiempo sugerente, lleno de matices y dobleces. Su dedo señala con osadía hacia rincones oscuros que el resto de los mortales tratamos de no mirar. La gente en los árboles, si bien no es igual de brillante en todos sus tramos, constituye una lectura absorbente y compleja que nos sumerge de lleno en una historia ante la cual es imposible permanecer indiferente.

PUNTUACIÓN: ★★★☆
  

Garth Greenwell - Lo que te pertenece

miércoles, 17 de octubre de 2018


«Y así sucede, [...] que en el momento mismo en que asumimos la plena conciencia de nosotros mismos lo que experimentamos es una partida y una pérdida que nos pasamos el resto de nuestra vida intentando recuperar».


Título original: What Belongs To You
Traducción: Javier Calvo
Año: 2016
Editorial: Literatura Random House
Páginas: 224


En su primera novela, el escritor norteamericano Garth Greenwell (Louiseville, 1978) elabora una radiografía contemporánea del deseo sexual en la que dicho impulso queda retratado como un mecanismo puramente subyugante. Su protagonista, que comparte ciertas similitudes tanto personales como profesionales con el autor, se deja arrastrar un día hasta los baños del Palacio Nacional de Cultura de Sofía para mantener relaciones con un chico que ejerce la prostitución. El encuentro, a pesar de su carácter furtivo y esporádico, prende la llama de una apasionada obsesión en la que ambos personajes, cada uno a su manera, se debaten entre el amor y la lujuria para tratar de prolongar la mutua conveniencia de estar juntos.

Para el protagonista de la novela, el cuerpo de Mitko, su joven amante, constituye una fuente inagotable de placer. La intensidad irracional de su deseo desemboca en una rendición absoluta que Garth Greenwell describe con extraordinaria fatalidad. Para Mitko, en cambio, su relación con el protagonista de Lo que te pertenece no pasa de la mera transacción. Fascinado por el estilo de vida de este, relativamente acomodado y plagado de artilugios electrónicos que a él le resultan inalcanzables, Mitko corresponde de manera servicial a las insaciables atenciones de su cliente. Aunque entre ambos se acaba estableciendo una especie de vínculo que va más allá de lo comercial, la sombra de la sospecha planea sobre las intenciones de Mitko, provocando que el protagonista, carcomido por la duda, se pregunte hasta qué punto sus sentimientos por el joven son recíprocos o solamente es uno más de los nombres que engrosan su larga lista de «amigos».

Esta primera parte de la novela, sencillamente magnífica, da paso a una segunda en la que el narrador se retrotrae hasta su juventud e infancia en Estados Unidos, criado en el seno de un hogar dividido mientras hace frente al traumático despertar de su sexualidad. Este descubrimiento, marcado por el contundente rechazo de su padre y su mejor amigo, trae aparejado un sentimiento de culpabilidad y autodesprecio que el protagonista de la novela acarreará durante toda su vida, condicionando de manera evidente su infructuosa búsqueda del amor. 

La novela de Greenwell, una de las más brillantes y desgarradoras que he leído este año, es asimismo un retrato inmisericorde de la precariedad emocional de su protagonista, que encaja a su vez con la de un país, Bulgaria, sumido en una profunda recesión económica tras su desastrosa etapa comunista. Mitko, como muchos jóvenes de su generación, siente que el futuro no ofrece ninguna perspectiva halagadora. Se refugia en su faceta de chico conflictivo, huraño —aunque capaz de una conmovedora ternura—, que mercadea con su cuerpo y sus afectos hasta que un generoso benefactor lo «rescate» de los bajos fondos en los que se mueve. El protagonista, muy dispuesto en principio a convertirse en buen samaritano, entiende gracias a una relación caracterizada por la tirantez, la dependencia y los desacuerdos que, quizá, la persona a la que debe ayudar es a sí mismo.

Haciendo gala de un gran virtuosismo estilístico, Lo que te pertenece nos presenta un conflicto comúnmente transitado en la literatura gay, pero aportando una mirada nueva, bastante desoladora. La de Garth Greenwell es una voz deslumbrante que no nos permite ignorar el grito escondido tras sus cautivadores lamentos. A través de una historia difícil de olvidar, Greenwell aborda con una sensibilidad estremecedora la urgencia de un deseo que no habla el lenguaje de la moral ni sabe lo que es la dignidad, pero ante el cual nada es posible sino entregarse sin reservas.   

PUNTUACIÓN: ★

Lisa McInerney - Los milagros de la sangre

lunes, 15 de octubre de 2018


«Pero los hombres que duermen en la calle son alcohólicos, las chicas que te paran para pedirte dinero son alcohólicas; esa es la plaga de Cork, piensa Ryan, y eso no lo ha hecho él. La gente se queda sin trabajo, la gente no puede pagar el alquiler; eso tampoco lo ha hecho él. Y, aún así, cuando sus compatriotas ven resquebrajarse la fachada de la ciudad y echan un vistazo a través de las grietas, al único al que identifican como culpable es a él».


Título original: The Blood Miracles
Traducción: Javier Calvo Perales
Año: 2017
Editorial: Alianza de Novelas
Páginas: 368


Gracias a Los pecados gloriosos, galardonada en 2016 con el Women's Prize por Fiction, Lisa McInerney (Galway, 1981) se convirtió rápidamente en una de las novelistas más destacadas del momento. El debut de McInerney, espoleado por un impetuoso ritmo narrativo, dibujaba las vidas de un grupo de personajes pertenecientes al hampa irlandés, entremezclando diversos hilos argumentales en una sobresaliente obra coral que destacaba por su rabioso desparpajo y un irreverente humor negro. Dos años después, Lisa McInerney regresa en Los milagros de la sangre al desolador escenario de su primer trabajo, dando nuevamente vida a unos personajes atrapados en la decadente espiral de excesos que corroe la ciudad de Cork.

Al contrario que su predecesora, Los milagros de la sangre es una novela mucho menos dispersa y ambiciosa. McInerney deja a un lado la multiplicidad de tramas para centrarse casi exclusivamente en los turbios tejemanejes de Ryan Cusack, un trapichero de veintiún años cuya ascendencia napolitana le permitirá jugar un papel importante en el nuevo proyecto profesional de su jefe, a saber, abrir una jugosa ruta de narcotráfico entre Irlanda e Italia. A pesar de las súplicas de su novia Karine, con la que mantiene una tormentosa relación desde hace seis años, Ryan acepta servir como enlace entre ambas bandas, exponiéndose a una serie de riesgos que podrían poner en peligro tanto su vida como la de su familia.

Sin embargo, Ryan pertenece a una generación desamparada a la que no le importa perder lo poco que tiene. Huérfano de madre y con un padre alcohólico que demuestra su afecto a base de palizas, Ryan busca medrar en una de las pocas esferas donde no se oye hablar ni del futuro ni de la tasa de desempleo. Con abrumadora mordacidad, McInerney ofrece una perspectiva poco halagüeña de la realidad socioeconómica de su país, Irlanda, azotado por una desconfianza ciega en las instituciones y el ruidoso desmoronamiento de los valores tradicionales. Sin duda, un caldo de cultivo idóneo para que florezca el escapismo sintético al que se entregan sin concesiones los protagonistas de la novela. 

Desprovisto de referentes sólidos, Ryan deambula por la vida sin mayor motivación que la de ahogar la culpabilidad en un cocktail de alcohol y estupefacientes. Cuando Karine decide abandonarlo definitivamente —en parte para centrarse en sus estudios y en parte por temor a sus cada vez más violentas reacciones— Ryan descubre una nueva forma de tocar fondo junto a Natalie, una chica tan explosiva como desenfrenada que siente predilección por las juergas nocturnas y el sexo sucio. Gracias a Maureen, una misteriosa mujer que acoge a Ryan en su casa después de encontrarlo semiinconsciente en plena calle, el protagonista de Los milagros de la sangre redescubrirá su talento por la música, una disciplina que le inculcó su madre de pequeño y que parece estar dispuesto a retomar.

Aunque el estilo vibrante y frenético de McInerney —plagado de coloquialismos y diálogos enmarcados en la más pura desesperación— se mantiene intacto en su segunda obra, Los milagros de la sangre me ha parecido que no sobrepasa a Los pecados gloriosos en ningún momento. Es más, diría que incluso le cuesta estar a la altura. A pesar del carácter intrigante y adictivo de la historia, planea sobre las páginas de Los milagros de la sangre cierta falta de profundidad, de lucidez, que se hace especialmente evidente en el tratamiento de los personajes secundarios (casi nulo) y la (en ocasiones) cándida exploración de los bajos fondos de la ciudad de Cork. Con todo, Los milagros de la sangre constituye un complemento interesante (y, lo que es mejor, independiente) al despiadado pero sugerente universo narrativo de Lisa McInerney. 

PUNTUACIÓN: ★★★☆

 
Generación Reader © 2012