Meg Wolitzer - La buena esposa

martes, 20 de noviembre de 2018



Título original: The Wife
Traducción: Enrique de Hériz
Año: 2003
Edición: Alba Editorial (2018)
Páginas: 272


Joan Castleman viaja a bordo de un avión rumbo a Helsinki cuando decide, tras más de cuarenta años de matrimonio, que va a abandonar a su marido, un célebre escritor norteamericano que se dirige con ella a la capital finlandesa para optar a uno de los premios literarios más prestigiosos del mundo. Harta de ejercer el papel de esposa complaciente, Joan rememora los puntos culminantes de una vida en común marcada en todo momento por la meteórica trayectoria profesional de Joe, a quien la clamorosa falta de talento no le ha impedido forjarse una reputación a la altura de los más grandes autores de su tiempo. 

Bajo esta sensacional premisa, Meg Wolitzer (Nueva York, 1959) construye una de las novelas más contundentes y rabiosamente divertidas que se han escrito sobre la íntima rivalidad del matrimonio. La voz de Joan Castleman, afilada como la hoja de un hacha, se erige sobre los oscuros episodios de su relación con Joe —a quien conoció cuando era profesor suyo en la Universidad— para denunciar la enfermiza dinámica de una sociedad patriarcal que impulsa la mediocridad masculina mientras aplasta la despampanante creatividad de las mujeres.

Así, gran parte de lo que ocurre en la novela de Wolitzer viene a señalar, a través del sardónico filtro de su narradora, las desmoralizantes consecuencias de llevar una vida a la sombra. Joan, ingenua e impresionable en su juventud, se deja seducir por las cautivadores clases de literatura que imparte Joe. Poco a poco, Joan perfecciona su técnica narrativa, desarrollando un estilo propio y con personalidad que la ayuda a ver claramente las embarazosas carencias de su mentor. De forma tímida pero reveladora, Joan se va abriendo paso en el círculo literario de la universidad, lo suficiente como para llegar a escuchar el estremecedor testimonio de una escritora ya publicada que la insta con energía a desistir de sus aspiraciones literarias. 

Con el paso del tiempo, ambos, profesor y alumna, se embarcan en una relación adúltera que significará para Joan el abandono de sus estudios, así como la huida precipitada hacia un futuro incierto y, ante todo, inhóspito. A pesar de la tenacidad y el espíritu de sacrificio de Joan, es Joe quien termina dando el campanazo con su primera novela, cuyas extraordinarias ventas terminan propiciando el salto a la fama de su autor. A partir de ese momento, Joan se convierte en un mero satélite que gira alrededor de la voluntad de su marido, quedando relegada al poco agradecido papel de esposa benévola que, como tanta otras que encuentra a lo largo de su vida, debe ignorar los continuos y apenas disimulados affaires de su marido o la desatención de sus responsabilidades paternales. 

Escrita desde la más supurante frustración (hay látigos menos lacerantes que algunos párrafos de este libro), La buena esposa es una novela completamente absorbente que te mantiene atrapado hasta su inesperada conclusión. Sobresale además la excepcional caracterización de sus personajes y la descripción tan certera que hace Meg Wolitzer de un anquilosado y recalcitrante ambiente literario. Haciendo gala de una deslumbrante inteligencia narrativa, Wolitzer se aproxima con cautela, pero sin aminorar nunca el paso, a las lóbregas profundidades de un matrimonio en el que una vez hubo amor, pero del que ya solo quedan rencor, reproches y necesidad de venganza. El lento deterioro de la relación, así como los corrosivos mecanismos que lo ponen en marcha, queda registrado en este libro explosivo que se encuentra sin ninguna duda entre los mejores que podréis encontrar este año.


«Todo el mundo sabe cómo permanecen las mujeres al pie del cañón, cómo inventan planes en sus sueños, recetas, ideas para un mundo mejor, y luego los pierden cuando se acercan a la cuna en plena noche, o de camino al supermercado, o en el baño. Los pierden mientras alisan el sendero por el que sus maridos y sus hijos trotarán serenamente toda su vida».


PUNTUACIÓN: ★

2 comentarios :

  1. ¡Hola!
    No conocía este libro, pero me lo llevo apuntado.
    Lo único que creo que me parecerá raro al leer es el nombre de Joan que sea mujer, tendré que cambiar el chip jaja
    Muchas gracias por la recomendación
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Yo no soy tan entusiasta. Reconozco que no estoy en un buen momento lector y eso también influye.
    Creo que la novela tiene muchos puntos de interés y que el giro final le da una visión completamente diferente a la historia, pero al igual que me ha pasado con anterioridad (Pequeños fuegos por todas partes, Los lanzallamas, Las luminarias) La buena esposa ha sufrido el síndrome de la segunda novela (no la segunda novela de la autora, si no la segunda novela que yo leo de la autora en cuestión), y es que Los interesantes me encantó.

    Lo bueno es que podremos pasar pronto a la tercera porque The female persuasion va a ser publicada el año que viene (y sería genial que Alba siguiera rescatando novelas de la autora)

    ResponderEliminar

 
Generación Reader © 2012