Reseña "La casa de Hades"

viernes, 21 de marzo de 2014

Título: La casa de Hades
Autor: Rick Riordan
Saga: Los héroes del Olimpo #4
Año: 2014
Editorial: Montena
Páginas: 528
Precio: 16.95 €

Gaia, la madre tierra, se ha propuesto destruir el mundo de los mortales con sus tropas de monstruos y gigantes, y solo hay un modo de impedirlo: cerrar las Puertas de la Muerte, por donde estas criaturas están escapando de los infiernos. Y, lo más importante, hay que hacerlo desde fuera... y desde dentro.
Hazel, Nico, Piper, Leo, Frank y Jason han descubierto que la parte exterior se halla en Grecia, en el templo de Hades, dios del inframundo, aunque tienen un largo viaje hasta allí e ignoran a qué deberán enfrentarse cuando lleguen.
Mientras, Percy y Annabeth se encuentran en algún lugar al otro lado, luchando por su supervivencia, por encontrar las puertas... y por salir antes de que sea demasiado tarde.

Opinión

Lo poco gusta, lo mucho cansa. Lo bueno, si breve, dos veces bueno. El que mucho abarca, poco aprieta. No, por más que lo parezca, hoy no es el Día Internacional de los refranes. Sin embargo, esta tríada de sabios proverbios que me vienen a la cabeza cuando pienso en La casa de Hades y en toda su engorrosa parafernalia argumental, sirve perfectamente para ilustrar grosso modo lo que ha supuesto mi experiencia con el último libro hasta la fecha del escritor norteamericano Rick Riordan. Los que sigan de manera ferviente la evolución de esta saga (y los que no, también) coincidirán conmigo en que la cuarta parte de Los héroes del Olimpo -spin-off de la aclamada pentalogía que protagoniza el semidiós Percy Jackson- aterriza en nuestro país en medio de una gran expectación tras el sobrecogedor (?) final de la anterior entrega. Y es que no solo había interés por conocer cómo se iban a desarrollar los preparativos para la previsiblemente épica batalla final, sino que existía el riesgo de que no todos nuestros personajes favoritos permanecieran vivos al comienzo de esta novela. Ahora bien, ¿la espera ha merecido realmente la pena?

Lo poco gusta, lo mucho cansa. Es inevitable: las sagas imponen respeto, y más cuando dan la sensación de ser interminables. No es en este caso el número de componentes una variable a tener en cuenta. Hay multitud de series de fantasía, de ciencia-ficción o policíacas que llevan mucho tiempo en el mercado, que incluso sobrepasan la decena de títulos y que consiguen suscitar mi interés a un grado mucho mayor que esta. Entonces, ¿a qué oscuro motivo se debe mi creciente apatía? Pues a que odio terminar una novela y sentir que la historia no ha avanzado hacia ningún punto. Desde hace bastante tiempo, se viene planteando en los libros de la saga una serie de conflictos, de enfrentamientos y reapariciones que todavía no han tenido lugar. Podría decirse que en cada nuevo episodio de Los héroes del Olimpo ocurre una multitud ingente de acontecimientos, pero casi ninguna de provecho. Los protagonistas se limitan a deambular de un lado a otro por expreso mandato de dioses, titanes, espíritus, personajes históricos y todo tipo de criaturas extraídas del panteón grecolatino, sin que sus correrías parezcan repercutir de manera notable en el interesante trasfondo de la trama. Mucho humor facilón, muchos giros argumentales reciclados, mucha falta de profundidad en el esbozo de algunos personajes; en resumen... mucho espacio y muy desaprovechado.

Durante el tercer ataque, Hazel estuvo a punto de comerse un canto rodado. Estaba mirando la niebla con los ojos entornados, preguntándose cómo era posible que costase tanto volar a través de una ridícula cordillera, cuando las alarmas del barco sonaron.

Lo bueno, si breve, dos veces bueno. Una de las principales y más obvias diferencias que guarda esta saga con la de Percy Jackson, es el grueso de sus volúmenes. 1500 páginas repartidas en 5 partes vs. las 2000 que suman ya El héroe perdido, El hijo de Neptuno, La marca de Atenea y La casa de Hades (recordemos que aún queda una última entrega por salir a la venta). Teniendo en cuenta el estilo sencillo y poco imaginativo de Riordan, subyugado a un vertiginoso ritmo narrativo y un clamoroso abuso del cliffhanger, este abultado incremento en la longitud de sus novelas (que en realidad tampoco obedece a objetivos claros) provoca que siempre me sienta agotado al sobrepasar la primera mitad de la historia por los continuos, exagerados e insustanciales vaivenes que da la trama. Por eso, si bien es cierto que resulta imposible aburrirse con La casa de Hades, también parece evidente afirmar que este alargamiento del formato no le sienta nada bien al esquema que utiliza Riordan a la hora de plantear sus historias.

El que mucho abarca, poco aprieta. Otra de las características que comparte La casa de Hades con los anteriores libros de la serie es la multitud existente de narradores. Hasta siete son los puntos de vista entre los que Rick Riordan va saltando sin descanso para (supongo) ofrecer una amplia variedad de perspectivas sobre el transcurso de la historia. No obstante, este recurso puede convertirse en un arma de doble filo cuando esa abanico de posibilidades se despliega sobre el mismo escenario. Digamos que la trama de La casa de Hades no es tan rica, ni tan compleja, ni tan rebuscada, ni se bifurca en tantas direcciones como para necesitar de tantos registros con los que completar esos posibles huecos que surjan entre arco y arco argumental. Y a pesar de todo, no puedo decir que no me haya gustado el libro. De hecho, ha habido muy buenos momentos; la personalísima e inconfundible fórmula de Riordan sigue proporcionando pasajes divertidos, pasajes agridulces y pasajes impactantes que confluyen en un relato de bastante agradable lectura que encantará a quienes estén buscando una novela entretenida y falta de pretensiones. La mala noticia es que ya solo queda un último capítulo para cerrar esta famosa y alocada serie de fantasía juvenil que hace las delicias de miles de lectores alrededor del globo. ¿Echaré de menos a Percy, Jason, Annabeth, Hazel, Frank y el resto de entrañables personajes que componen esta -para muchos- inolvidable saga? La respuesta es un claro y rotundo no. Pero por Dios, qué ganas tengo de saber cómo acabará todo.

Puntuación

La casa de Hades, Rick Riordan


6 comentarios :

  1. Aún no he leído esta saga, pero me gustaría hacerlo, ya que la mitología me encanta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola! A ver si me animo con alguna de estas sagas, que soy filóloga clásica y aún no me he animado. Gracias por la reseña, saludos!

    ResponderEliminar
  3. Bueno como fan de riordan aun no puedo decir nada porque la primera saga la principal tampoco la he terminado xD

    ResponderEliminar
  4. A mi me parece un buen libro. En lo personal pienso que el mejor de la saga a sido La Marca de Atenea y creo que a Rick Riordan le encanta enredar las cosas y dejarnos en medio de un asunto sin resolver mientras se salta a otro xD Es mi saga favorita y no puedo esperar a leer el ultimo libro

    ResponderEliminar
  5. Como te atreves a darle una puntuacion tan baja a un libro de Rick Riordan especialmente la casa de hades que ees el mejor libro te pase las otras reseñas pero esta ya no que tu seas una pobre estupida que no sepas apreciar un buen libro son tus problemas

    ResponderEliminar
  6. Como te atreves a darle una puntuacion tan baja a un libro de Rick Riordan especialmente la casa de hades que ees el mejor libro te pase las otras reseñas pero esta ya no que tu seas una pobre estupida que no sepas apreciar un buen libro son tus problemas

    ResponderEliminar

 
Generación Reader © 2012