Reseña "El circo de la noche"

viernes, 20 de julio de 2012

Hace unos años tuve la magnífica oportunidad de asistir a uno de los espectáculos producidos por Cirque du Soleil, el que es sin ninguna duda el circo más conocido del mundo. Y quien haya podido disfrutar de las increíbles historias narradas por esta compañía itinerante que desde 1984 ofrece una de las experiencias mejor valoradas del mundo artístico, seguramente coincidirá conmigo en que una carpa circense, por el escenario, la ambientación y la proximidad con el público, es quizá el lugar en el que más cerca estamos de palpar esa magia que da origen a tantos productos de ficción. Ahora, la escritora norteamericana Erin Morgenstern, mediante su obra debut El circo de la noche, aterriza fuerte en nuestras estanterías con el propósito de aunar circo y literatura de una forma asombrosa, orquestando con suma belleza, elegancia y un toque muy personal la historia de dos jóvenes atrapados en las redes de un juego mortal.




Título: El circo de la noche
Autor: Erin Morgenstern
Año de publicación: 2011
Género: Novela, drama
Editorial: Planeta
Páginas: 568
PVP: 19.90
ISBN: 9788408111696

Sinopsis

El circo llega sin avisar.
No viene precedido de ningún anuncio, no se cuelga cartel alguno en los postes o vallas publicitarias del centro, ni tampoco aparecen notas ni menciones en los periódicos locales. Sencillamente está ahí, en un sitio en el que ayer no había nada. Abre sólo de noche y no es un circo cualquiera...
Le Cirque des Rêves, pues ése es su nombre, es en realidad el escenario de una feroz competición: un terrible duelo entre dos jóvenes magos, Celia y Marco, entrenados desde pequeños para este propósito; un desafío que sus entrenadores llevan preparando desde hace años. Lo que no saben, y pronto descubrirán, es que éste es un juego mortal en el que sólo puede haber un vencedor. Un precio muy alto para dos jóvenes que acaban de descubrir el amor, un amor mágico y profundo que ilumina todo lo que tocan.
Pero la partida debe continuar, y Marco y Celia sólo podrán confiar en el destino...

Opinión

Erin Morgenstern se ha encargado de envolver el argumento de El circo de la noche en una densa capa de misterio que resulta visible desde la primera página, donde se nos describen las peculiaridades de tan exótico espectáculo. A lo largo de todo el libro encontraremos numerosos capítulos como éste narrados desde el punto de vista de un visitante cualquiera, capítulos muy breves que nos llevan a pasear por las zonas más enigmáticas del circo y nos ayudan a conocer un poco más el terreno sobre el que se sustenta la novela. Sin embargo, la verdadera historia de El circo de la noche da comienzo cuando el aclamado ilusionista Héctor Bowen, más conocido por su nombre artístico Próspero el Encantador, recibe la inesperada responsabilidad de cuidar de su hija Celia. Pero lejos de comportarse como un verdadero padre lo haría, Héctor tratará de explotar al máximo las aptitudes mágicas de la pequeña, utilizando para ello procedimientos realmente abusivos. Por otro lado tenemos al joven Marco, otro pequeño huérfano residente en Londres que está siendo entrenado en las mismas artes que Celia, solo que en esta ocasión su tutor lo prepara con una metodología completamente distinta.
     Ambos jóvenes, aunque todavía no son conscientes de ello, no son más que dos piezas enfrentadas en una partida de poder, una especie de duelo místico cuyas reglas nos van siendo reveladas progresivamente y que acabará solo cuando uno de los dos contendientes quede en pie. A partir de esta particular premisa, seremos testigos de cómo Le cirque des Rêves pasa de ser un ambicioso proyecto a convertirse en el escenario donde Celia y Marco, a pesar de la distancia que los separa, acabarán cruzando sus destinos.

"-Algo más que un carnaval -contesta Chandresh-. Y también algo más que un circo, de hecho. Uno como jamás se ha visto. [...] Será distinto, una experiencia totalmente única, un festín para los sentidos."

Una de las cosas que más llama la atención de El circo de la noche es esa sensación de atemporalidad y magia que destilan todas y cada una de las páginas de este libro. Erin Morgenstern hace gala de una imaginación francamente privilegiada a la hora de estructurar la novela, perfilar a sus personajes y describir situaciones, experiencias y rincones pertenecientes al circo. Se trata de una novela que brilla por la originalidad de su autora, que sabe en todo momento mantener en vilo al buen espectador y concentrar toda su atención en los extraños sucesos que rodean al circo. A lo largo de todo el libro encontraremos infinidad de simbolismos, artefactos inexplicables y determinados momentos que en apariencia son cotidianos, pero que más tarde resultan ser de una trascendencia estremecedora. Pese al estilo evocador, dulce y en ocasiones ambiguo, la historia de El circo de la noche no es nada fácil de seguir para un lector poco experimentado. El argumento principal de la obra se centra siempre en la lucha que parece existir entre Celia y Marco a expensas de lo que les pueda suceder a quienes conviven con ellos, pero también hay otras tramas de fondo que se enraízan en torno a estos dos jóvenes magos.
     La cronología de esta novela está en constante cambio. Los saltos en el tiempo son un recurso frecuente aunque muy bien utilizado, pues cualquier suceso que ocurre en un determinado momento de la historia pudiera tener su repercusión años más tarde sin que nosotros nos diésemos ni cuenta, cosa que no ocurre gracias, como ya he dicho, al buen hacer de la escritora. Los personajes también son otro de sus puntos fuertes. En esa gran galería de contorsionistas, magos, domadores, adivinos y otras inusuales criaturas que pueblan el circo, no hay absolutamente ninguno que no me haya gustado, pues Morgenstern ha sabido dibujarlos a todos ellos con inmensa habilidad, los ha llenado de matices, de sueños, de aspiraciones y de secretos inconfesables. En definitiva, les ha dado vida.

"-¿A sus espaldas, señor? -le interrumpe Marco-. Usted ni siquiera puede comprender todo lo que está sucediendo a sus espaldas, todo lo que siempre ha sucedido a sus espaldas desde que empezó el circo."

El circo de la noche es un libro que respira, tiene la asombrosa capacidad de transportarte a un mundo de ensueño y fantasía, ese lugar que una vez todos conocimos y que tuvimos que abandonar al término de nuestra infancia. La ambientación es sencillamente exquisita. Todo está minuciosamente detallado, desde los colores de la carpa hasta el atuendo de los personajes, las distintas estancias del circo y los rêveurs, están dominados por la omnipresencia del blanco y del negro, una constante dualidad que se percibe no solo en la estética del libro, sino también en su contenido. 
    La novela además conjuga varios géneros muy distintos con bastante acierto, como por ejemplo el misterio, el drama o el amor que de manera inevitable surge entre los dos protagonistas de esta aventura. Ahora bien, a pesar de haberme deshecho en elogios hacia este libro, no es oro todo lo que reluce. Y es que la parte del duelo entre Marco y Celia me ha dejado un poco insatisfecho en el sentido de que esperaba una gran revelación al final de la novela donde se nos explicaran los motivos de enfrentar a ambos jóvenes en una batalla mortal, o al menos donde quedaran bien claros los límites impuestos en dicho duelo, las reglas que lo rigen. Pues no. Erin Morgenstern ha llevado la idea que sirve de base para su primera novela hasta límites insospechados. No esperéis encontrar extensas aclaraciones, en El circo de la noche lo que reina es el interrogante, la incertidumbre, es un fantástico emplazamiento para poder cumplir los más encaprichados anhelos. Y al fin, cuando todo ha terminado, la sensación que te invade es la de haber presenciado un inolvidable truco de magia.

Puntuación

El circo de la noche


10 comentarios :

  1. Tiene muy buena pinta, pero no creo que lo lea.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. No sé como no tenéis más comentarios en las entradas, me dan ganas de irme a llorar a un rincón >.<
    La portada fea ¬¬
    Te ha gustado un pelín más que a mi. El hecho de no saber nada hasta la mitad del libro me estaba crispando un poco, aunque claro, como dices, no es que ahonden en las explicaciones >.< Aun así, me gustó mucho*.* Cuando se descubre el pastel es un ohhhhh, pero que bonitoxDDD

    ResponderEliminar
  3. Tiene una pinta estupenda, aunque será difícil que finalmente pueda hacerle un hueco. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. No paran de recomendarme éste libro, y la verdad es que me ha encantado tu reseña y ahora tengo más ganas de leerlo que antes XD.
    ¿Sabes si es una saga o es un libro auto-conclusivo? Porque no he leído nada de saga... Así que eso es un gran punto a su favor... A ver si puedo hacerme con él pronto y a ver qué me parece >_<

    ResponderEliminar
  5. @Miyu A pesar de que hay cosas que se quedan un poco "en el aire", es un libro único. A no ser que a la autora se le vaya mucho la olla y escriba una segunda parte. Pero no, no hay chicha para tanto...

    ResponderEliminar
  6. Quiero leerlo, parece un libro fuera de lo común ^^

    Aunque detesto profundamente esta portada en comparación a la original, que era una belleza :3

    Besotes ^^

    ResponderEliminar
  7. Lo quiero leer, lo quiero desde que leí algo de él por primera vez, pero, la verdad, me parece caro, así que me espero y rezo para que salga en bolsillo XD.
    Pues es una pena que el final queda en interrogante, personalmente prefiero los finales cerrados, pero pinta tan bien que da igual.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  8. Justo es mi actual lectura, y el principio se me hizo un pelín lento, pero ahora está cogiendo carrerilla ^^
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  9. Tenía buena pinta cuando lo vi pero no estaba en mis planes leerlo, ahora sin duda me has convencido.
    Excelente reseña.
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. A mi me lo regalo una amiga de la Universidad y joder, debo decir que ha sido, por mucho, el mejor libro que he tenido el placer de recibir en mucho tiempo. Me gusto mucho la trama, la manera en que se describían a los personajes, las carpas, el cómo te envolvían y podías sentir la magia.

    Si bien quedaron algunas dudas al aire, fue simplemente maravilloso tener la oportunidad de leerlo, ahora, creo que debería volver a leerlo.

    ResponderEliminar

 
Generación Reader © 2012