Reseña "Cartas cruzadas"

viernes, 13 de enero de 2012

Recuerdo perfectamente el día que me regalaron "La ladrona de libros". Corría el año 2007; yo nunca había oído hablar de Markus Zusak y por aquel entonces su primera obra editada en español aún no había alcanzado las cotas de popularidad en nuestro país de las que hoy goza. Sin embargo, cuando me sumergí de lleno en la historia de la pequeña Liesel Meminger, una niña azotada por las desgracias de la Segunda Guerra Mundial, no pude parar de leer. Markus Zusak nos descubrió con un estilo innovador y terriblemente inconfundible un relato capaz de remover las más profundas emociones humanas, un libro que tuvo alrededor del mundo un éxito arrollador y que personalmente, me marcó. Pero si a algo debemos de agradecer la publicación de "La ladrona de libros" más allá de su país de origen, es sin duda al hecho de haber ganado con su anterior novela, "I am the Messenger", el Children's Book Council of Australia Book of the Year, un prestigioso premio de literatura que le proporcionó el salto a la proyección internacional. Después de casi una década, por fin podemos disfrutar en España de "I am the Messenger", traducido al castellano como "Cartas cruzadas", en todo su esplendor: un relato magnífico, desgarrador y tierno a la vez, una historia conmovedora que no dejará indiferente a nadie.

Título: Cartas cruzadas
Autor: Markus Zusak
Año de publicación: 2011
Editorial: Lumen
Género: Novela
Páginas: 464
PVP: 20,90
ISBN: 978-84-2641-980-4

Sinopsis

¿Conoces de verdad a la gente que más te quiere?¿Sabes con qué sueñan tus mejores amigos?¿Te atreves a descubrir algo de ti mismo?
     Ed Kennedy es un chico cualquiera en un suburbio cualquiera de una gran ciudad. Vive en un apartamento maltrecho en compañía de su perro y se gana el sueldo como taxista. Le acompaña una pandilla de amigos que poco o nada le piden a la vida, pero de repente algo pasa y Ed tendrá una misión que cumplir. Día tras día, noche tras noche, el joven irá descubriendo que el afecto, la amistad y el amor no son palabras huecas sino verbos vivos: si quieres saber, pregunta; si pretendes ayudar, actúa; si quieres cambiar, no esperes. A menudo, son los pequeños gestos los que mueven el mundo y Markus Zusak nos demuestra que cada uno de nosotros, incluso un chico cualquiera en un suburbio cualquiera, puede dar el primer paso...

"Audrey se pone al volante y el resto empujamos. Lo llevamos a mi casa, pues es la que más cerca queda del pueblo. 
Unos días más tarde recibiré el primer mensaje. 
Eso lo cambiará todo."

Opinión

La historia de Cartas cruzadas comienza cuando el joven Ed Kennedy y sus amigos se ven sorprendidos en mitad del atraco a un banco. La cosa puede salir muy mal, sin embargo, un cúmulo de circunstancias  fortuitas provocan el fracaso estrepitoso del atraco y como consecuencia, detienen a los asaltantes. Ed, que hasta el momento era un chico de 19 años sin ningún propósito en la vida, huérfano de padre y envuelto en una difícil relación de convivencia con su madre, se convierte de la noche a la mañana en una especie de héroe local.
     Unos días más tarde recibe en su buzón una misteriosa carta con un naipe en su interior y una lista de direcciones escritas en el naipe. Ed, acostumbrado a jugar a las cartas día sí y día también con su pandilla, al principio lo considera una especie de broma sin importancia. Sin embargo, al darse cuenta de que ninguno de sus amigos ha sido el responsable del sospechoso envío, Ed comienza a investigar un poco más el asunto y visita aquellos lugares que aparecen en el naipe: el as de diamantes. Aunque Ed jamás ha estado en esas direcciones ni conoce en absoluto a las personas que habitan en las mismas, Ed pronto comprenderá que su misión se ha convertido en la de ayudar como pueda a recomponer las vidas de esas almas castigadas.

"¿Cómo puede la gente vivir así? ¿Cómo consiguen sobrevivir?
Tal vez por eso estoy aquí.
Porque ya no pueden."

Como podéis comprobar, el planteamiento de la novela no puede ser más atractivo, pero lo mejor de todo es que a medida que vas profundizando en la lectura te das cuenta de que el desarrollo de la misma es más interesante si cabe. Una de las cosas más difíciles que hay a la hora de escribir un libro es precisamente esa, que el lector no vaya perdiendo las ganas de pasar las páginas conforme la historia avanza, pero Markus Zusak ha sabido explotar con creces una idea que podía dar mucho de sí y ha construido un relato precioso, en el que predominan las emociones y en el que en muchas ocasiones experimentamos sentimientos opuestos. No puedo contar muchas más cosas de la historia porque no me gusta ir destripando libros y porque otro de los aspectos que más me han gustado de Cartas cruzadas es que hay multitud de sorpresas esperando por doquier, pero de esas que te dejan con la boca abierta, un hondo suspiro o una lagrimilla asomando al borde del párpado.

"Respira -me recuerdo-. Respira.
Me invade un instante de paz y aprieto el gatillo. El estruendo me abrasa los oídos y, como el día del atraco al banco, ahora noto la pistola caliente y blanda en mi mano."

Formalmente es una novela notable, pero tampoco es sobresaliente. Las frases son cortas, sencillas pero impactantes y no encontramos grandes parrafadas ni extensas descripciones a lo largo del libro, un hecho que agiliza en gran manera la lectura (me lo leí en dos asaltos), sin embargo, en ocasiones me parece que el autor le da demasiadas vueltas a las cosas, como queriendo transmitir la misma idea de maneras muy distintas, además de que hay un par de escenas o tres que me parecieron tremendamente prescindibles. El libro se compone además de varias secciones, cada una dividida en capítulos (por llamarlo de alguna manera) muy cortitos, supongo que para que lo puedas dejar por donde quieras. Y digo supongo porque cuando empiezas a leer es casi imposible parar. Por lo demás es una novela rápida, concisa y cuyo característico estilo te deja huella.
     En cuanto a personajes... bueno, no sé si reír o llorar. Hay multitud de ellos, algunos aparecen más que otros, unos están más trabajados, otros parecen más difusos, de algunos se sabe poco más que el nombre, en definitiva, el conjunto de personajes no podría ser más heterogéneo. Y sin embargo, todos y cada uno de ellos son imposibles de olvidar. Del que más cosas conocemos a lo largo del libro es, obviamente, del protagonista, pero Markus Zusak ha sabido crear a sus personajes de una forma tan inteligente y situarlos de una forma tan buena en el contexto de la historia que aunque solamente pronuncien una frase en todo el libro, se te quedará plasmada en la memoria como si fuera un mantra. No puedo más que alabar el trabajo de autor en este apartado. En lo que se refiere al protagonista, Ed Kennedy es un joven atormentado por la muerte de su padre, por sus fracasos en la vida, por la misión que debe llevar a cabo y porque a pesar de tenerlo tan cerca, no es capaz de alcanzar el amor. La tarea de ir entregando mensajes a una persona tras otra es complicada al principio, llevadera más tarde y al final vemos cómo le resulta incluso placentera. A pesar de ello, llega un punto en el que a Ed Kennedy le será casi imposible continuar con su misión. Lo que en un principio parecía ser la solución a todos sus problemas, se vuelve de repente en la fuente de todos ellos. Pero no puede abandonar, simplemente no le está permitido. Y es entonces cuando aterrizamos en el punto álgido de la historia, el verdadero sentido de la misma. El final. No os lo pienso arruinar, tranquilos, así que no diré nada. Tan solo quiero apuntar que es lo más alucinante y emotivo que he leído en mucho tiempo, ahí es nada. Te deja con un regusto maravilloso y me ha recordado mucho al Bolígrafo de gel verde por su carácter reflexivo.

"Los recuerdos permanecen mientras son capaces de blandir su espada y encontrar un punto blando en la mente para hacer un tajo y penetrar en ella."

Después de haber leído Cartas cruzadas, solo os puedo recomendar encarecidamente que lo leáis. No es mejor que la Ladrona de libros, se nota que es de las primeras obras de este escritor y hay algunos pequeños detalles formales y de imprenta por los que no se va a llevar la máxima puntuación. Sin embargo, y a pesar de las altas expectativas que tenía puestas en esta novela, no defrauda en absoluto. Todos podríamos ser en un momento dado como Ed Kennedy: sueños incumplidos, esperanzas frustradas, propósitos por alcanzar..., pero si hay algo que nos enseña este libro es a compartir emociones, a regalar experiencias, a vivir. Y recuerda, el último mensaje, es para ti.

Puntuación

"Cartas cruzadas"

4/5

Emotivo

4 comentarios :

  1. Pues si lo escribio el autor de La Ladrona de Libros me lo leo! me encanto ese libro y este no pinta nada mal n.n
    Gracias por la reseña!
    Besos

    ResponderEliminar
  2. No me llama mucho la atención, pero si dices que no está mal, puede que algún día me anime a leerlo.

    un beso

    ResponderEliminar
  3. No leí La Ladrona de Libros de momento, ojalá pueda hacerlo pronto :)

    En cuanto a este libro, decir que me llama muuuuuuuuuucho la atención, más todavía después de haber leído esta reseña, que es la primera que leo del libro <3

    Besotes ^^

    ResponderEliminar
  4. Yo ame La ladrona de libros! Lo leí dos veces!
    Esta reseña me encantó! Ojalá este libro llegue a CR!!! Quiero leer más de este autor!!!

    ResponderEliminar

 
Generación Reader © 2012