IMM 53#

lunes, 30 de junio de 2014

"In my mailbox" es una sección nacida en Pop culture Junkie y que se extendió gracias a The story siren. Consiste en mostrar cada cierto tiempo los últimos libros adquiridos, ya sea comprados, regalados o enviados por parte de alguna editorial.





Últimamente quizá habréis notado cierto descenso en la hiperactividad a la que os teníamos acostumbrados en el blog, pero si hay algo por lo que merezca la pena disminuir las horas que paso entre semana delante de la pantalla es para dedicarme de lleno al desafío maratoniano de leer 30 libros en 30 días que se nos propuso desde el blog Book Eater. De momento, el reto progresa adecuadamente; la maquinaria precisa está completamente engrasada; los libros van desfilando ante mis manos a un ritmo acelerado; y aunque todavía no se discierne la meta, tampoco se perciben signos visibles de agotamiento. Eso sí, no seáis tan ilusos como para pensar que esta iniciativa va a servir para rebajar mi número de lecturas pendientes. Porque si hay algo que no ha de cambiar nunca, que se mantiene a pesar de los obstáculos, que permanece impasible ante cualquier eventualidad deportiva... es la afluencia incesante de nuevos inquilinos en busca de un refugio donde pasar cómodamente el estío. Démosles, pues, una cálida bienvenida: 



-Tierras rojas, Joe Abercrombie: Abercrombie se ha convertido poco a poco en el general de una auténtica legión de admiradores, muchos de ellos (entre los que me incluyo) convertidos en fieles incondicionales desde su primera experiencia con el autor. El último título del escritor británico que nos llega traducido a España es este Tierras rojas, nuevo spin off de su emblemática trilogía 'La Primera Ley' impregnado de un indudable sabor a western y con un amplio reguero de diversiones tabernarias que ofrecer a sus sedientos parroquianos. ¡Que no se acaben las rondas!


-Pastoralia, George Saunders: Son muchas las cosas que espero de este libro tras haber proclamado Diez de diciembre como una de las mejores obras que se publicaron el pasado año en nuestro país. Saunders no es solo un escritor magnífico; es también un observador brillante cuya soberbia y revulsiva reinterpretación de la sátira nos sitúa en escenarios difíciles de imaginar para el intelecto medio. Y gracias a la estupenda labor de rescate que Ediciones Alfabia ha emprendido en torno a la obra del autor nortemaericano, ya no hay excusas que valgan para seguir evitando esos pequeños tesoros de la ficción que son los cuentos de Saunders.


-La ciudad y la ciudad, China Miéville: Embassytown es otra de las novelas que figuraban en la lista de mejores lecturas que pasaron por mis manos en 2013, así que desperdiciar la oportunidad de agenciarme una novela de Miéville en formato bolsillo era un lujo que no me podía permitir. Tomando como punto de partida la resolución de un misterioso asesinato, Miéville nos conducirá por un extraño universo alternativo donde el peligro se esconde tras los reflejos, un delirante desfile de sombras, ciudades gemelas y organizaciones clandestinas que promete convertirse en una de las lecturas más trepidantes del presente verano.


-Máscaras de muerte, Jim Butcher: Quinta entrega de las aventuras protagonizadas por Harry Dresden y su problemática cohorte de criaturas sobrenaturales. La verdad es que no sé muy bien qué nos tiene preparado Butcher en esta novela porque tengo pendiente de leer el cuarto libro de la serie, pero lo que sí tengo claro es que si os gustan las historias trepidantes, impredecibles y con cierta vena macarra, id corriendo lo antes posible a por vuestro ejemplar de Tormenta. Os vais a divertir.


-Nunca olvidan, Alexandra Bracken: Por fin nos llega la esperada continuación de Mentes poderosas, una novela bastante diferente a lo que se suele encontrar dentro del género (mas por su desarrollo que por su argumento, todo sea dicho) y que supuso toda una sorpresa cuando lo leí allá por principios de año gracias a su carácter rompedor, su prosa ágil y su bien planteada sociedad. En esta ocasión, Alexandra Bracken nos hace regresar a un mundo distópico donde los niños son sometidos a crueles experimentos psicológicos con el fin de despertar en su interior extraordinarios poderes, un sistema corrupto y militarizado que nuestra protagonista tratará de destruir lo antes posible.


-Mañana todavía, Varios autores: El debate en torno a la palabra 'distopía' está de plena y candente actualidad. Es un tema que despierta opiniones diversas, dispares y controvertidas. Por eso resulta de tanto interés la apetitosa antología que ha preparado el equipo de Fantascy y que cuenta en su interior con relatos escritos por doce de los más reputados autores nacionales dentro del género. Laura Gallego, Emilio Bueso, Elia Barceló o Rosa Montero son solo algunos de los nombres que desfilan por entre las páginas de Mañana todavía, una pieza de indudable adquisición a la que cualquier interesado en escenarios apocalípticos y sociedades degeneradas hasta la médula debería echar un vistazo.


-El don, Mai Jia: La literatura china es uno de esos campos que permanecen mayoritariamente inexplorados por el lector occidental y desde el que de vez en cuando nos van llegando noticias. Os acordáis de Mo Yan, ¿verdad? Esta vez, el que promete convertirse en el fenómeno editorial chino de 2014 es Mai Jia, un señor cuyas ventas en su país de origen se contabilizan por millones (¿hay algo en China que no se contabilice por millones?) y que es artífice de este prometedor thriller protagonizado por un matemático experto en códigos y criptografía. ¡Guay!


-Un perfecto equilibrio, Rohinton Mistry: Publicada originalmente en 1995, la novela de Mistry es uno de esos raros especímenes de los que me enamoro sin previo aviso, sin conocimiento anticipado ni identificación concreta de las causas. Es un hallazgo completamente fortuito que reclama segundo tras segundo ser leído. Emplazado en una ciudad india de los años 70, Un perfecto equilibrio se sustenta sobre cuatro personajes unidos por el destino y atados por la necesidad, un cuadrilátero tembloroso que tratará de hacer frente a las dificultades de una época convulsa entretejiendo complejas aristas entre sus diferentes miembros. Una lectura larga, intensa y avalada por una legión de entusiastas críticas. ¿Se puede pedir algo más?


-El río sin retorno, Bee Ridgway: El debut de Bee Ridgway llama a mi puerta con una carta de presentación absolutamente inmejorable y situándose entre los primeros puestos de ese Everest particular que es mi lista de lecturas pendientes. Amor, guerra y viajes en el tiempo. ¿Que estarías dispuesto a hacer con tal de regresar a los brazos de un ser amado? ¿Hasta qué punto serías capaz de alterar las leyes del universo para lograr tus propios fines? Preguntas aún sin respuesta que hacen de El río sin retorno una historia de lo más apetecible. 


-Leyenda de un suicidio, David Vann: Con motivo de su quinto aniversario, Ediciones Alfabia publica por primera vez el debut íntegro de David Vann, ese en el que aparece una de sus obras más conocidas: Sukwann Island. Paisajes inhóspitos para inhóspitas relaciones paternofiliales parece ser el campo de especialización de este escritor norteamericano que fue catapultado a las más altas esferas por su capacidad de indagar en la soledad y el desarraigo familiar. ¿Será capaz de hacerme estremecer con su terrible fascinación por los ambientes opresivos?


-La brigada de la muerte, Joseph D'Lacey: Novela que apenas sobrepasa el centenar de páginas, pero cuya arrebatadora premisa me hizo desearla de manera inmediata. ¡Y además viene recomendada por Stephen King! Empleando un tono apocalíptico, Joseph D'Lacey nos sitúa en un escenario de horror y muerte donde cada noche un grupo de expedicionarios sale a masacrar todo cuanto encuentra a su paso. Siniestro es decir poco. 


-El gato que venía del cielo, Takashi Hiraide: No puede faltar un IMM sin su ración correspondiente y justamente merecida de narrativa japonesa. La novela elegida es una historia hermosa e imaginativa con sabor a fábula, una obra donde conviven felinos y humanos en una casa destinada a mantener lejos las preocupaciones de la gran ciudad. Pero como ya se sabe, los gatos son criaturas astutas e impredecibles que pocas veces traman algo bueno. ¿Cuál será el misterioso complot que esconde esta novela?  


-Un millón de gotas, Víctor del Árbol: La nueva novela de Víctor del Árbol parece estar cosechando un notable éxito entre quienes ya la han leído. Y no es para menos. En esta mastodóntica epopeya contemporánea, un abogado y padre de familia llamado Gonzalo se verá empujado a una turbulenta travesía emocional tras el suicidio de su hermana Laura, espiral en la que indudablemente terminaremos cayendo. Amor, traición, culpa y memoria son algunos recovecos de la condición humana que del Árbol se atreve a delinear en este ambicioso proyecto literario donde pasado y presente conviven, interaccionan y se confunden de forma irremediable.


-NOS4A2, Joe Hill: Mi antes fructífera relación con Stephen King está atravesando actualmente un inconcebible período de sequía. Sin embargo, puede que su hijo tenga a mano la llave de nuestro reencuentro. Nunca se sabe. Lo que sí parece claro es que la última novela de Joe Hill hasta el momento es un caramelo que nadie en su sano juicio se atrevería a rechazar. Aunque te lo ofrezca un extraño que deja abiertas las puertas de su coche. Y es que a lo largo de NOS4A2, Joe Hill sienta las bases de una milenaria lucha entre el bien y el mal que tiene como adalides a una infatigable ciclista capaz de encontrar cualquier objeto y a un extravagante individuo con el don de manipular a los niños, todo ello en el interior del parque temático más escalofriante del universo. ¿Quién diablos puede resistirse a un acontecimiento de semejante calibre? 


Y una vez más, hasta aquí llega el IMM de hoy. ¿Habéis tenido la oportunidad de leer alguno de estos libros? ¿Cuáles son los que más os llaman la atención? ¡No te olvides de dejar tu comentario! Nos vemos en la próxima entrega de In my mailbox.


11 comentarios :

  1. Mañana todavía y La brigada de la muerte tengo muchísimas ganas de leerlos.
    A ver si los consigo pronto!! :D

    ResponderEliminar
  2. Tierras rojas es... ¡fantástico! :D Te encantará, seguro.
    Yo también me hice con el de Miéville, era demasiada tentación... jajaja
    Nunca olvidan me ha parecido una muy digna continuación, para mi también está siendo una de las mejores sagas juveniles actuales.
    Mañana todavía ya tiene su hueco en la estantería, ahora solo tiene que esperar turno. Lo mismo que El río sin retorno, aunque me temo que este va a "caer" en seguida, me llama muy alto y muy fuerte xD
    La brigada de la muerte es... perturbador. Y lo consigue en poco más de 100 páginas, realmente impresionante. :D
    ¡¡¡Disfruta de todas las lecturas!!!

    ResponderEliminar
  3. Yo, con grandes sufrimientos y temblores por el mono anti-compras, estoy consiguiendo reducir un poco el montón de pendientes. Abercrombie <3 El de Jim Butcher no sé si lo compraré al final o no, que todavía tengo el anterior (y no sé si tengo dos incluso...) pendiente de leer y no me animo. El río sin retorno tal vez caiga en verano, que me llama la atención pero quiero esperar un poco a ver si salen reseñas.
    Disfruta de las lecturas!

    ResponderEliminar
  4. Hola! No he leído ninguno de los libros pero me llama la atención el segundo, por la portada (sí, un poco superficial sí soy). A disfrutar de las lecturas si no lo has hecho ya, besos!

    ResponderEliminar
  5. Leer, lo que se dice leer, no he leido ninguno.Pero tengo fichados El don y algun otro, y tengo en casa esperando el de Victor del Arbol. Va a ser un gran verano de lecturas, a ver que nos depara :) Besos

    ResponderEliminar
  6. Yo quiero leer el de joe hill :)

    ResponderEliminar
  7. Tengo muchas ganas de leer algo de Joe Abercrombie y de Jim Butcher, y tengo un par de libros en casa, pero parece que nunca es el momento de ponerme con ellos. A ver si de este verano no pasa.
    Saludos :D

    ResponderEliminar
  8. Admito que 14 es un número del que sentirse orgulloso. Aquí hay material para cualquier otro reto, para ofrecer material para que otros también se reten a sí mismos o al tiempo, libros para montar un debacle cultural sin importar lo más mínimos las consecuencias. No sé, 14 es número por el que sacar pecho.

    - Abercrombie tenía que llegar tarde o temprano. Y aunque en un principio pensé que primero leería la saga Nacidos en la bruma ¿de la Bruma? Lo cierto es que teniendo dos partes de La Primera Ley, gana Abercrombie. Y no porque subliminalmente mi mente lo asocie a cierta tienda de estímulos incuestionables…

    - Pastoralia está en mi poder. Pero admito que tengo la antigua traducción. Y, como sabrás de mi capacidad para contrastar, me he leído un cuento en ambas versiones y creo que sobrevivo con la mía. Pero antes caerá 10 de Diciembre, claro.

    - Butcher y Miéville. Del primero, sólo me leí Tormenta. Y, eh, me gustó, un pasapáginas para desconectar, por lo que tengo un par de ellos más agazapados, esperando su momento. Quién sabe cuándo. En cuanto al segundo, amo al calvito inglés. Pero La Ciudad y La Ciudad me aburrió. Contexto ABSOLUTAMENTE FABULOSO, historia bluff. Ya me dirás qué tal te parece a ti.

    - Mañana todavía, lo dejé pasar cuando tuve la oportunidad de llevármelo a casa. Oí una mala crítica y ya no pude escuchar ninguna de las cien buenas.

    - Podría estar interesado en El don y Un perfecto equilibrio. Estaré atento.

    - El libro de Hiraide me da ciertos reparos, pero no sé aún por qué. Será porque las ediciones de Alfaguara me parece horribles. Pero admito que hay curiosidad en este chico que lee de pie en el metro de la línea más popular de Barcelona.

    - De Vann tengo Skuwann Island separado de todo lo que más incluye ese volumen tuyo. Y admito que el pez disecado de mi edición es más bonito que ese niño rechoncho de Cáceres que sale en la tuya. A ver si el contenido del tuyo me sorprende.

    - Y, oye, me has convencido con NOS4E2. Porque me lo has vendido bien. Las batallas entre el Bien y el Mal siempre tendrán en mí a un fiel seguidor. (Llevas dos parques temáticos en este IMM, no sé si sabes!)

    Ya. Esto es todo lo que tengo que decir de un IMM del que el CEO Galletas Chinas estaría orgulloso.

    PD: No, en serio, ese niño en la portada de Vann??

    ResponderEliminar
  9. El gato que venía del cielo y El don son los que más me llaman de todos.

    Que disfrutes de tus lecturas :)

    ResponderEliminar
  10. Qué envidia, quiero el libro de El gato que venía del cielo ;___; y justo estoy leyendo Mañana todavía :)

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  11. Vi el libro de Mai Jia en la web de Planeta y me llamó muchísimo la atención, suena genial. Espero que llegue pronto a Chile. Tengo ganas de leer algo de Vann, pese a que he leído reseñas malísimas sobre sus libros. Caribou island se ve interesante. Me gustan los libros con ambientes físicos desoladores, como los de McCarthy.
    Ya te comenté que George Saunders también me daba curiosidad, y si Franzen y tú lo recomiendan...

    ResponderEliminar

 
Generación Reader © 2012