En el café Reader, Natalia Martín García

martes, 27 de julio de 2010

Llegaba tarde. Miré apurado el reloj y confirme mis sospechas, llegaba tarde. Por fin, al otro lado de la calle, vislumbre el café Reading. No era la clase de establecimiento ostentoso que uno suele encontrar en las grandes urbes, era pequeño, recogido, un diminuto paraíso de paz en este ruidoso enjambre. Me detuve en la puerta y recuperé el resuello, miré al otro lado del escaparate y la vislumbre. Ella era Natalia Martín García, una prometedora escritora de 17 años. Al verme entrar por la puerta me saludo con una cálida sonrisa y cogí asiento a su vera.
-Hola.-La saludé.
-Hola.-Me saludó ella a su vez.- ¿Qué tal?
-Un poco cansado, gracias.-Ambos reímos, llevaba el pelo alborotado y mi respiración estaba aún algo acelerada.
-El otro día me enteré que estuviste en la feria del libro de Alicante y anteriormente en la de Madrid, desde que has publicado este “Lágrimas de cristal” parece que llevas una vida de lo más ajetreada.
-La verdad es que es algo que aun no me creo, pero por suerte las firmas en Madrid, Alcalá de Henares y Alicante han ido de maravilla, y espero que continúe esto así. Mi vida relacionada con el tema de mis libros no es tan ajetreada, sacas tiempo para escribir y cuando consigues tu sueño, el ajetreo o el estrés te dan un poco igual, porque sabes que estás haciendo lo que te gusta, firmar un libro a alguien que hay disfrutado con el libro que tú has escrito.
-Muchas personas sueñan con ser escritores, publicar sus historias…antes de ser escritora, de publicar tu primer libro, ¿pensabas que era posible llegar hasta aquí?
-Jamás pensé que llegaría hasta aquí, siempre me pareció imposible, es más, yo no quería intentarlo, no me veía capaz de conseguirlo, pero por suerte, la gente que me quiere, me apoyó en todo momento y por ello lo intenté. Y la verdad es que me siento orgullosa de haberlo intentado, por eso ahora no me rindo hasta que no lo intento.
-¿En qué momento pasas de soñar, a luchar por aquello a lo que aspiras?
-Pues hasta hace poco. Siempre he soñado muchísimo, pero cuando me ayudaron a ser valiente e intentar conseguir lo que quería. Vi que si no lo intentas, jamás podrás aspirar a lo que sueñas. Por eso digo que los sueños si los deseas y luchas por ellos de verdad, se acaban haciendo realidad.
-La inspiración es una musa esquiva, pocas veces la encuentras cuando deseas escribir. A la hora de ponerte delante del ordenador, ¿Dejas volar la imaginación o ya tienes una idea de lo que vas a escribir antes de ponerte a ello?
-Me gusta más escribir dejando volar mi imaginación, porque de ese modo, ni yo sé lo que va a suceder en la historia, es como si fuese un libro nuevo que estoy leyendo. Es lo que me gusta de escribir porque, cuando pienso lo que quiero redactar, corro más e intento terminarlo cuanto antes para saber que vendrá después, por eso no me gusta pensarlo, dejo que salga todo por sí solo.
-Después de soltar todo lo que llevas dentro sobre el portátil, ¿Lo lees al instante o lo dejas para otro día? ¿Qué sensación te causa lo que lees?
-Algunas veces lo leo inmediatamente, pero la mayoría de las veces escribo y escribo, y cuando ya llevo varios capítulos los leo seguidos para saber si se han enlazado bien o no. La sensación que me causa al leer lo que escribo siempre es alegría, y no lo digo porque me guste lo que escribo, sino porque me da satisfacción leer algo que cada vez va a más y que sin pensarlo, estoy escribiendo una historia. Suelo ser negativa con mis historias y pienso que no le gustarán a nadie pero, creo que al menos a una persona, le gustará y con eso soy prácticamente feliz, mientras lo lea una persona, me siento orgullosa de conseguir escribir una historia.
-Diecisiete años, un libro a tus espaldas, un segundo en camino, y a punto de cursar segundo de Bachiller. Debe de ser difícil compaginar los estudios con la escritura.
-Por desgracia es así, es difícil compaginar todo ya a estas alturas de instituto pero bueno, por suerte tengo los fines de semana, puentes y fiestas. La verdad es que durante el curso no escribo mucho pero siempre tengo que escribir algo, aunque sean un par de líneas. Me ayuda a despejarme y sentirme descansada. Por suerte, tengo el verano para escribir a tope y usar la noche, que es cuando más me inspiro, para escribir hasta las tantas.
-Muchos adolescentes llegan a segundo de Bachiller sin saber aún que harán después, quizás la universidad, un grado superior… ¿Estas en la misma situación, o ya sabes hacia donde se dirigen tus pasos?
-Yo siempre he tenido claro lo que quería hacer. Quiero estudiar filología inglesa, aunque antes quería estudiar eso para poder ser profesora de inglés pero ahora, al encontrar mi sitio en los libros he decidido estudiar filología inglesa para escribir libros en inglés. Y me gustaría irme a vivir al extranjero, EEUU o Reino Unido, porque allí hay más oportunidades con las historias que yo escribo y pienso que, el sueño de cualquier escritor es ver llegar lejos sus libros. Es algo muy difícil pero para eso luchamos, ¿no?
-Aunque aún no tienes Wikipedia, por internet ya comienza a circular por internet multitud de información sobre ti, entrevistas, pequeñas reseñas biográficas… ¿Cómo te afecta todo esto?
-Pues soy una chica muy vergonzosa así que no me gusta verme en internet, pero bueno, todo sea por una buena causa, mi libro. Yo no quiero que la gente me diga "¡es Natalia!", sino quiero que la gente diga "Este libro es bueno, me gusta", refiriéndose a mi libro. Yo quiero que mis libros lleguen lejos, mi personaje es lo de menos ahora mismo para mí. Por eso acepto entrevistas, para que la gente vea que una persona cualquiera, puede conseguir todo lo que se proponga y que si quieres algo, tienes que ir a por ello y no rendirte jamás.
-Está claro que un escritor no puede escribir sino lee, ¿Qué libros te han marcado como persona y escritora?
-Pues mi libro favorito desde que soy pequeña es El señor de los anillos, yo creo que ese libro fue el primero que me marcó. Luego a medida que fui creciendo leí otras historias como Narnia o Harry Potter, hoy en día me gusta leer cosas de Laura Gallego, Stephanie Meyer, PC Cast... Libros de fantasía en general, me da igual de que traten. Vampiros, seres fantásticos, poderes mágicos, mundos distintos... Mientras sea fantasía, me gusta. Claro está que me gustan mucho también los libros de amor, si es con fantasía mejor, o incluso otros libros como El niño con el pijama de rayas, La soledad de los números primos, 1984...Hay de todo en mis estanterías pero lo predominante, sabéis cuáles son, ¿verdad?
-Sé que es un poco difícil eso de mirar al futuro, pero, tras esta trilogía, ¿tienes pensado que harás? ¿Hay alguna idea rondando por tu cabeza?
-¡Claro! Tengo un montón de historias, tres de ellas ya acabas, otras cuatro comenzadas y otras muchas sin empezar, pero todo a su tiempo. Por suerte tengo repertorio para varios años y bueno, quien sabe, ojala pueda publicar todas ellas para hacer disfrutar a la gente con la lectura, es lo que más deseo, que la gente no diga “¡buah! Un libro, que royo...”. Quiero que la gente viaje a otros mundos, viva nuevas experiencias, llore, ría... quiero hacerles vivir nuevas aventuras.
Se la veía como una chica humilde, un tanto reservada en los primeros compases de la entrevista, pero más decidida al final de ésta. Con una deslumbrante sonrisa en su cara, iba poco a poco respondiendo a mis preguntas, con tranquilidad, sin precipitarse, siempre midiendo bien lo que decía. Sus palabras desprendían esa energía que emanan las jóvenes generaciones, sueños, anhelos para un futuro que poco a poco, ella, iba labrando. Muchas de sus sonrisas me hicieron esbozar también a mí una sonrisa, quizás embargado por esa energía que desprendía ella.
Nos despedimos con un sincero abrazo y la promesa de volvernos a encontrar en un futuro próximo, ella con un libro nuevo, y nosotros con más preguntas. Aunque, desgraciadamente, la cuenta la tuvo que pagar ella…

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

 
Generación Reader © 2012