Top 10: Los mejores libros de 2017

domingo, 31 de diciembre de 2017


2017 no ha sido ni mucho menos mi mejor año en términos lectores. No sé hasta qué punto merece la pena hacer balance de algo marcado por baches e irregularidades, pero lo cierto es que hay tradiciones de las que cuesta mucho trabajo desprenderse. Y la de hacer listas es una de ellas. Por eso, hoy me despido de 2017 aportando mi pequeño granito de arena al vasto mundo de las recomendaciones literarias. Diez libros como diez dentelladas que piden a gritos dejar su impronta en más cabezas aparte de la mía.  


10. Ken Liu - El zoo de papel

Mi relación con la literatura de género se ha ido deteriorando durante los últimos años más de lo que desearía. Sin embargo, los relatos de Ken Liu han surgido como un bote salvavidas para resucitar mi fe en el poder de la magia y las naves espaciales. El zoo de papel supone un fantástico ejercicio de ficción especulativa, pero también un afectuoso homenaje al riquísimo acervo cultural de su autor. Una lectura sumamente enriquecedora y fascinante, capaz de llegar tanto al corazón de los lectores como a los confines de la galaxia. 


9. David Mitchell - La casa del callejón

Criaturas que se alimentan de energía psíquica, extrañas desapariciones sin resolver y una mansión que desafía todas las leyes de la física. David Mitchell expande en esta obra el fascinante universo literario creado a partir de Relojes de hueso y nos ofrece seis historias interconectadas que conforman un todo superior a la suma de sus partes. La casa del callejón es pura dinamita literaria, un estallido de creatividad que asoma y sorprende en cada página. 


8. George Saunders - Lincoln in the Bardo

Tras haberse convertido en toda una autoridad dentro de la narrativa breve, el norteamericano George Saunders ha deslumbrado también con su primera novela. Ganadora del Man Booker Prize de este año, Lincoln in the Bardo es un emotivo y desgarrador ejercicio de ficción especulativa que gira en torno al dolor por la muerte de un hijo. Narrada con profunda audacia e intrepidez, Lincoln in the Bardo sorprende por su sobria escenografía, que no disminuye ni un ápice la elevada carga emocional de la novela, demoledora y luminosa a partes iguales.


7. Celeste Ng - Pequeños fuegos por todas partes

Tal y como hiciera en Todo lo que no te conté, Celeste Ng disecciona con exquisita minuciosidad las siempre turbulentas dinámicas familiares y expone algunos prejuicios que aún viven agazapados en las ponzoñosas entrañas de la sociedad norteamericana. Ya desde la primera página sabemos que ciertas cosas acaban siendo pasto de las llamas. Sin embargo, en el caso de Ng, empezar por el final está muy lejos de aniquilar el suspense. En sus libros no importa tanto la conclusión como el camino que se recorre para llegar a ella. Y es precisamente ahí donde se encuentran desperdigados los puntos álgidos de la historia. Una historia altamente inflamable sobre maternidades difíciles, pérdidas irreemplazables y de los mecanismos que diseñamos para enfrentarnos a ellas.


6. Ann Patchett - Comunidad

Lo que más sobresale de Comunidad es sin duda la arrebatadora viveza de sus personajes y la excepcional naturalidad de su prosa. Patchett narra con una gracilidad y un dominio de la escena sencillamente asombrosos. Salpica las páginas con detalles propios de una observadora sagaz, extendiendo sin prisas pero de manera firme las nudosas ramas de ese árbol genealógico que va uniendo y separando a los protagonistas. Comunidad es de esos libros en los que sumergirse en la psicología de los personajes produce, no solo un inmenso placer, sino una cálida y reconfortante sensación de familiaridad, de conexión, de empatía. 


5. Rachel Cusk - Tránsito

Rachel Cusk habla de temas grandilocuentes con la misma soltura y conocimiento de causa que de asuntos cotidianos, no menos dolorosos ni preocupantes. La suya es una narrativa que se adapta igual de bien a ambos contornos. Leyendo Tránsito he sentido cosas que no sabía que existían. He cruzado un umbral hacia un mundo de experiencias estimulantes y enriquecedoras. En manos de Cusk, temas como el amor, la soledad, la falta de comunicación, la pervivencia del pasado o la extenuante complejidad de las relaciones humanas alcanzan un esplendor nuevo. Una maravillosa revelación del poder que ejerce la literatura en nuestra formación como individuos.


4. Mircea Cărtărescu - El ojo castaño de nuestro amor

El ojo castaño de nuestro amor reúne una veintena de textos que se mueven entre la ficción y el recuerdo, aunando reflexiones proverbiales sobre el amor, la muerte, la nostalgia, la identidad y la creación literaria. Sin duda, El ojo castaño de nuestro amor supone una cita ineludible con la buena literatura, un obra inconmensurable, profunda y enriquecedora que viene a continuar la impecable labor de promoción que se está llevando a cabo en nuestro país del que puede ser, sin temor a equivocarme, una de las voces más interesantes de la narrativa actual.


3. Camille Bordas - Cómo comportarse en la multitud

La novela de Bordas es sin ninguna duda el descubrimiento literario del año. Digna heredera de Salinger, la joven escritora francesa hace alarde de un desparpajo sin precedentes, de una frescura tan inaudita como inusual a la hora de describir el vacío existencial adolescente. La Bildungsroman protagonizada por Isidore Mazal es de esas que poseen la fuerza suficiente para reinventar el género y una que llega a calar muy hondo a medida que te familiarizas con la particular sensibilidad de los personajes. 


2. Adam Johnson - George Orwell fue amigo mío

Desde Diez de diciembre no se había cruzado en mi camino un libro de relatos tan potente ni tan devastador como este. Su artífice, el escritor estadounidense Adam Johnson, nos traslada en ellas a un mundo sospechosamente similar al nuestro donde la tecnología ejerce un papel dominante y lo virtual se presenta como una solución aceptable para encarar el dolor. Huracanes, esposas moribundas, desertores norcoreanos, canciones de Kurt Cobain y pedófilos arrepentidos en busca de redención son solo algunos de los elementos que Johnson maneja con mano experta en esta obra donde se fusionan el humor y la tragedia de manera extremadamente inteligente. 


1. Eleanor Catton - El ensayo general

La primera novela de Eleanor Catton no es solamente el libro que más me ha gustado de 2017. Es posiblemente uno de los mejores que haya leído en mis veinticinco años de vida. A día de hoy, es el único que me llevaría a una isla desierta para poder paladear cada una de sus frases hasta la saciedad. Cualquier cosa que diga sobre ella sonará grandilocuente e irracional, pero no me lo tengáis en cuenta. Solo es la consecuencia lógica de haber encontrado un libro capaz de experimentar con la verdad y la ficción hasta el punto, no solo de hacerlas indistinguibles, sino de construir una por medio de la otra. Protagonizada por un grupo de jóvenes actores que deciden interpretar un escándalo sexual ocurrido en una escuela cercana entre un profesor y una de sus alumnas, El ensayo general constituye un apasionante juego metaficticio donde el ingenio de la autora campa a sus anchas mientras los personajes tratan de construir su identidad en un mundo de máscaras, falsedades e imposturas que Catton disecciona de manera sensual, incisiva y tremendamente mordaz. 

4 comentarios :

  1. Por fin alguien a quien El ensayo general le gusta tanto como a mí.
    Parece mentira que naciera como tesis de final de carrera. Yo lo descubrí gracias al booker que recibió Catton por Las luminarias. Me puse a buscar información y vi que estaba publicado aquí.
    De la novela me gustó todo, ese no saber distinguir a veces lo que era ficción de lo que era real; la forma en que está escrito y ambas historias y como confluyen.
    Para mí una de las mejores novelas de debut de los últimos años

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aparte del de Catton (que leí hace tres años) he leido Comunidad y Pequeños fuegos por todas partes.
      Comunidad era mi primera novela de Pattchet y estoy deseando repetir, me gustó mucho.
      Con Pequeños fuegos por todas partes tuve el inconveniente de lo muchísimo que me había gustado la primera novela de Ng, y en mi opinión ésta sale perdiendo en comparación, aunque está muy bien.
      Hoy empiezo La casa del callejón y espero que me guste tanto como todo lo demás que he leido de Mitchell

      Eliminar
  2. ¡Hola!

    Ay, a David Mitchel lo quiero leer pronto. Y el libro de Celeste Ng, Pequeños fuegos por todas partes, lo tengo más que pendiente. Los demás no los conozco, pero con tanta recomendación, me los anoto.

    ResponderEliminar
  3. No he leído ninguna de las diez, pero las de Mitchell y Celeste las tengo anotadas hace tiempo. A ver si me parecen tan buenas como a ti.

    Feliz 2018 y felices lecturas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

 
Generación Reader © 2012